Santos pide abrir la frontera y dice que lo conversará con Maduro

Se reunirá con su canciller María Ángela Holguín en la ciudad fronteriza

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(AFP).- El presidente Juan Manuel Santos dijo este miércoles que Colombia pide y desea que se reabra de forma “responsable” la frontera con Venezuela, cerrada hace casi un año por el gobierno de Nicolás Maduro, aunque aseguró que “se requieren dos para bailar”.

Tras reunirse con autoridades locales y empresarios en la ciudad de Cúcuta, limítrofe con la venezolana de San Antonio del Táchira, el mandatario dijo que los colombianos “tienen la ilusión” de que se reabra la frontera, advirtiendo sin embargo que “se requieren dos para bailar y se requieren dos para abrir la frontera”.

Lea también: Gobierno colombiano garantiza asistencia humanitaria a venezolanos

“Vamos a hablar con el presidente Maduro y con las autoridades venezolanas, ellos han expresado también su deseo de abrir la frontera, pero esa frontera tiene que abrirse de una forma responsable, de una forma organizada y sobre todo no permitir bajo ninguna circunstancia que en lo que hemos avanzado en la lucha contra el contrabando y la ilegalidad, vayamos a retroceder”, aseguró.

Más temprano, la canciller María Ángela Holguín dijo, también desde Cúcuta, que Colombia está dispuesta a ampliar el corredor humanitario que existe en la zona fronteriza para aliviar los “problemas” de desabastecimiento de alimentos y medicamentos en el vecino país.

La visita de las autoridades colombianas a Cúcuta se produjo luego de que el martes unas 500 venezolanas cruzaran a la fuerza hacia esa ciudad para comprar alimentos y productos básicos, ante la grave escasez que azota a su país.

Mayra Arcuello, una madre venezolana que atravesó la frontera este miércoles para comprar en Colombia, dijo a la AFP que en su país “no hay medicinas, no hay comida”.
“Traigo harina, traigo azúcar, traigo mantequilla, galletas para mis hijas porque mis hijas no tienen ni siquiera para la merienda”, aseguró Arcuello, muy exaltada.

Ante este panorama, la canciller Holguín aseguró que Colombia no va a dejar que los “venezolanos pasen problemas de hambre o de necesidades de medicamentos. Si hay que ampliar el corredor humanitario, lo ampliaremos”.

La frontera entre Colombia y Venezuela está cerrada desde agosto de 2015 por orden de Maduro, luego de un ataque de supuestos paramilitares colombianos contra una patrulla militar venezolana, que dejó tres heridos en San Antonio del Táchira.

El mandatario alegó además el constante contrabando de alimentos con precios regulados a Colombia desde Venezuela, donde la escasez de productos básicos y medicinas alcanza un 80%, según organizaciones privadas.

EVITAR “REPETIR LOS MALES”

La mayoría de las autoridades y comerciantes de Colombia que hacen vida en la zona fronteriza con Venezuela piden, según el gobierno, la reapertura del paso limítrofe.

Sin embargo, la semana pasada el gobernador del departamento colombiano de Arauca, Ricardo Alvarado, advirtió al diario El Tiempo que teme una crisis en su región -también limítrofe- si se reabre el paso y se produce una “avalancha” de venezolanos en busca trabajo y atención médica.

Este miércoles, Santos nombró a la canciller Holguín como coordinadora de un grupo de trabajo que buscará diseñar una hoja de ruta interna y también con las autoridades venezolanas para evitar que ante la eventual reapertura fronteriza “se vuelvan a repetir los males” que llevaron al cierre.

“Una frontera, por su naturaleza misma, debe ser abierta, las fronteras no están para cerrarlas, están para abrirlas. Pero si vamos a abrirla tenemos que hacerlo de forma responsable, seria y que sea realmente conveniente para todo el mundo”, enfatizó Santos.

También Holguín llamó a “trabajar mucho más coordinadamente con Venezuela” para que los programas entre las fuerzas militares de lado y lado garanticen una “frontera segura, mucho más controlada”.

Tanto Santos como Holguín destacaron la reunión de la semana pasada entre los ministros de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, y Venezuela, Vladimir Padrino, quienes reanudaron las conversaciones sobre seguridad en el área limítrofe, con la posibilidad de reabrir los pasos de la línea fronteriza de 2.200 km que comparten.