Hablan los dueños de la panadería saqueada en La Urbina

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Los comerciantes y vecinos de Palo Verde, La Urbina y Petare, expresaron su absoluto repudio ante los saqueos ocurridos en las últimas horas en los sectores populares de la ciudad capital, indignados al ver que más que hambre, el motivo de los saqueadores fue simplemente: vandalismo.

“Por lo menos ninguno de los clientes ni empleados resultaron heridos por esas personas que entraron armadas con bates, piedras y tubos”, comentó uno de los dueños de la panadería Duri (La Urbina) a la periodista Yohana Marra del portal de noticias Crónica Uno.

El agravante de este saqueo en la mencionada panadería el pasado jueves a las 4:00 pm, fue la violencia con lo que arremetieron los delincuentes, que aparte de desvalijar el local, causaron destrozos en el interior: “Fue en cuestión de segundos, nosotros escapamos con todos por la parte interna que da a la mezanina del edificio. Teníamos que resguardarnos”, dijeron trabajadores presentes ese día en el comercio.

Este viernes la panadería permaneció cerrada, y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) hizo presencia en el sector, mientras los empleados ayudaban a arreglar el desastre, cargando mercancía, barriendo los vidrios que dejó el caos de los saqueos.

“Casi no se llevaron comida. Todos los jamones, quesos y panes estaban aquí, cargaron con uno que otro, pero lo que más hicieron fue destruir y llevarse cigarros. Una caja registradora la botaron por la calle y lo demás lo destruyeron aquí” (…)”tenían unas piedras enormes, bates, tubos, no pude ver si tenían navajas porque todo fue demasiado rápido”, relataron los dueños del negocio, que no quisieron identificarse para resguardar su seguridad.

Estiman que las pérdidas fueron de al menos seis millones de bolívares. “Nada más en cigarros fue como un millón de bolívares. Se llevaron hasta las tortas y me imagino que con vidrios, porque todo estaba roto y tuvo que caerle a las tortas”.

Los dueños la panadería Duri en La Urbina, además poseen otro negocio en Petare, que también ha permanecido cerrado por precaución.