Se debilita el caso contra los sobrinos de Cilia Flores

La fiscalía federal enfrenta cuestionamientos sobre si las llamadas confesiones voluntarias fueron en realidad obtenidas por medio de coacción.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El caso judicial presentado contra los sobrinos de la primera dama venezolana, Cilia Flores, luce frágil luego de una audiencia de dos días y documentos judiciales presentados a continuación que revelan que las fuentes confidenciales clave de la fiscalía están lastradas por problemas de credibilidad, reseñó Franco Ordoñez para El Nuevo Herald.

De acuerdo con el texto, la fiscalía federal enfrenta cuestionamientos sobre si las llamadas confesiones voluntarias fueron en realidad obtenidas por medio de coacción, sobre cómo los informantes se pusieron en contacto con los acusados, y sobre cuán creíble sería la palabra de los informantes, quienes admiten haber cometido acciones impropias mientras recibían dinero del gobierno federal de Estados Unidos, entre ellas oler cocaína y contratar prostitutas.

Además, existen cuestionamientos sobre cuánto sabía la Administración para el Control de Drogas (DEA) sobre lo que estaban haciendo sus informantes.

Se espera que el lunes la fiscalía y los abogados de la defensa presenten declaraciones contrapuestas sobre si el juez de distrito federal Paul Crotty del Distrito Sur de Nueva York debería suprimir las supuestas confesiones de los acusados y las grabaciones de audio y video de las reuniones de los informantes con los acusados, incluyendo imágenes de los acusados mientras manipulan supuestamente un bloque de cocaína.

El juicio estaría pautado para el 7 de noviembre.

ACUSADOS VS. ACUSADOR

La fiscalía alega que los acusados confesaron voluntariamente después del arresto. Los acusados afirman que los agentes les dijeron que nunca verían de nuevo a sus hijos si no cooperaban.

La DEA sostiene que un informante fue contactado por un funcionario venezolano con el mismo nombre que el hermano de Cilia Flores. Los acusados dicen que ellos fueron “entruchados” por los informantes que los contactaron sobre un lucrativo negocio de narcóticos, y que los informantes dijeron que ellos suministrarían los aviones, la cocaína y el comprador.

Aunque la defensa ha tenido éxito en poner en tela de juicio la credibilidad de los informantes confidenciales, el ex fiscal federal David Weinstein duda que el juez Crotty elimine las confesiones o desestime el caso antes de que vaya a juicio. Lo más probable es que el juez permita que el jurado evalúe la credibilidad de los informantes, en la eventualidad de que la fiscalía los ponga en el banquillo de los testigos en este punto, dijo Weinstein.

Pero afirmó que la fiscalía está probablemente evaluando en estos momentos si tendrá que ofrecer a los acusados un mejor acuerdo extrajudicial del que pudieron haber estado considerando hace unas pocas semanas.

“En este momento, la balanza se está inclinando del lado de los acusados”, sentenció Weinstein.

Para leer el texto completo acceda AQUÍ.




Categoría: Mundo | Claves: Sobrinos Flores