Golpeada por la guerra y por el hambre: en esta ciudad siria comen pasto, perros y gatos

Al Assad permitió la ayuda humanitaria

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Hambruna en la ciudad siria de Madaya.

(Damasco. dpa) – La situación humanitaria en la sitiada ciudad siria de Madaya no deja de agudizarse y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió este miércoles que miles de vidas se encuentran amenazadas.

Un médico de un hospital de campaña en Madaya relató a dpa que los habitantes de esa ciudad en manos de los rebeldes comen pasto para mitigar mínimamente el hambre. Además hace algunos días comenzaron a sacrificar perros y gatos y a comer su carne, señaló el doctor Khaled Mohammed.

Las declaraciones del médico no pudieron verificarse de momento de manera independiente, aunque medios locales también informaron de condiciones terribles en la ciudad.

La página web del canal de televisión Al Yazira reportó que solamente en diciembre murieron de hambre 31 personas en Madaya, unos 25 kilómetros al noroeste de la capital Damasco.

Según indicaciones del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Madaya se encuentra sitiada desde hace más de 170 días por las tropas del régimen y la milicia libanesa chiita Hizbolá.
Unas 40.000 personas – mitad civiles- viven en la localidad, intensamente bombardeada por la presencia de rebeldes.

Si bien el Observatorio tiene su sede en el Reino Unido, basa sus reportes en una densa red de informantes locales en Siria y se lo considera confiable y bien informado.

Según la ONU hay informe sobre personas que mueren de hambre.

Tambien falta leche para bebés, reportó el médico. Este miércoles “falleció un niño de diez años por desnutrición”, contó.

Los últimos suministros humanitarios, incluyendo raciones de comida, llegaron a Madaya a mediados de octubre, tras un acuerdo local de la oposición y el gobierno, según el PMA.

“El PMA está profundamente preocupado por la situación humanitaria reportada en la localidad de Madaya, que ha estado bajo sitio por muchos meses con miles de vidas bajo amenaza”, explicó Luescher.

Mientras tanto, la alianza opositora Coalición Nacional Siria, con sede en Estambul, advirtió este miércoles de una “catástrofe humanitaria”. Se debe actuar de inmediato para salvar la vida de civiles, añadió.

La página opositora de noticias “Smart News” afirmó que desde que comenzó el cerco no llegaron más envíos de ayuda a la ciudad.

Además, según declaró un portavoz de la Cruz Roja, hace mucho frío en Madaya y no hay electricidad ni combustible. “La situación en Madaya es muy difícil”, señaló Pawel Krzysiek. Para calentarse sus habitantes queman incluso plásticos, apuntó.

Se estima que más de 250.000 personas murieron desde que comenzó el conflicto en Siria en 2011.

AL ASSAD PERMITE LA AYUDA HUMANITARIA

El Gobierno sirio aprobó este jueves el traslado de suministros a la sitiada ciudad de Madaya, en la que miles de personas se encuentran en riesgo de morir de inanición, informó hoy Naciones Unidas.

Los preparativos para el convoy de ayuda están en marcha, afirmó una portavoz de la ONU en Damasco.

Según activistas y medios opositores, 39 personas murieron de inanición y frío hasta ahora, aunque las cifras no se pueden corroborar de forma independiente.

Según un activista de Madaya que informa a través de Skype, unas 25.000 personas están en riesgo de muerte por inanición. Como consecuencia de esta situación, los ciudadanos matan a perros y gatos para poder alimentarse. Todos los días mueren personas por desnutrición y la situación sería “catastrófica”, agregó.

Las fotos de los activistas en Internet muestran a personas demacradas, entre ellas niños. Un médico de las autoridades locales confirmó a dpa que numerosas personas fueron ingresadas con síntomas de debilidad y desmayos.

Tanto el Icrc como la Media Luna Roja Siria tienen suministros de ayuda humanitaria listos en Damasco. Sin embargo, exigen que se garantice un acceso seguro a la ciudad.

La ONU hizo un llamamiento a todos los contendientes en el conflicto sirio a asegurar el correcto traslado de suministros a lugares sitiados.

Aproximadamente unas 400.000 personas se encuentran atrapadas en diferentes lugares del conflicto civil, afirmó la ONU, que aseguró tener informaciones fiables que aseguran que las personas mueren de hambre. El martes, un hombre de 53 años murió por inanición, explicó el organismo internacional. Hasta ahora, el transporte de suministros no era posible al no haber ninguna entrada segura a la ciudad.

Categoría: Mundo