Se hacía pasar por gay en una app para hallar parejas y robarlas

El delincuente citaba a sus víctimas en restaurantes costosos o en discotecas y posteriormente las persuadía para ir a sus casas a tener sexo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: RunRunes

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Tras casi dos años de investigaciones, el 29 de octubre de este año una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvo a los miembros de una banda que captaba a sus víctimas en Caracas, a través de una app para hallar parejas, con la excusa de tener sexo casual.

La aplicación Grindr era el anzuelo de Mario Antonio Modesti Cañizalez, de 27 años de edad y líder de la banda. Se hizo pasar por gay y creó un perfil para conseguir citas con hombres cuyas cuentas bancarias y bienes eran más atractivos que su físico. El objetivo real era robarlos, destaca una nota de RunRunes.

El delincuente citaba a sus víctimas en restaurantes costosos o en discotecas y posteriormente las persuadía para ir a sus casas a tener sexo. Una vez que estaban en las residencias, les suministraba una droga que los dejaba inconscientes. Luego Modesti procedía a apoderarse de todos los objetos de valor que encontraba en la vivienda.

“Más de 30 denuncias de robos cometidos por Modesti fueron procesadas en subdelegaciones del Cicpc, como Simón Rodríguez, Santa Mónica y Chacao. Después de practicarse varios allanamientos en el Área Metropolitana de Caracas, se logró la aprehensión de este delincuente y de tres cómplices”, explicó un funcionario.

Una fuente policial dijo a RunRunes que Modesti se identificaba en la app Grindr con el nombre de una de sus víctimas. Sin embargo, los investigadores dieron con su verdadera identidad y cuando lo buscaron en el Sistema Integrado de Investigación Policial (Sipol), confirmaron que tenía antecedentes por robo desde el 17 de marzo de 2008. En esa oportunidad estuvo detenido en la subdelegación de Simón Rodríguez del Cicpc. Pero luego salió en libertad.

Runrunes contactó a cuatro personas de la comunidad LGTBI que utilizan Grindr y tuvieron conocimiento de algún amigo que fue captado por medio de la aplicación para ser robado en su domicilio. A una de las víctimas más recientes le desvalijaron su apartamento ubicado en la urbanización El Bosque hace dos semanas. Sin embargo, ni él, ni los otros afectados se atrevieron a dar sus testimonios.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos