Se quedó accidentado y lo asesinaron mientras esperaba al mecánico

Se estacionó en la C1 de Maracaibo, pues su carro se recalentaba. Apenas sacó el celular para llamar a un amigo, dos atracadores lo sometieron y lo mataron por negarse a entregarles el vehículo y su teléfono.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Reinnier Eduardo Rosales Bermúdez (33), empleado del área de Seguridad Integral del Metro, fue asesinado en la Circunvalación 1, a la altura del puente Pomona, en dirección hacia El Pinar, en Maracaibo, tras resistirse a un robo.

De acuerdo con el diario La Verdad, el joven se estacionó en el distribuidor de Pomona, pues su Hyundai Accent, plata, placa AEE08N, se recalentaba. Apenas sacó el celular para llamar a un amigo, dos atracadores lo sometieron y lo mataron por negarse a entregarles el vehículo.

Ender Guerrero, padrastro de la víctima, comentó que su hijo había salido de la guardia e iba a su casa. Llamó a las 5:00 de la tarde a su mecánico que también es vecino y le explicó que estaba accidentado. A los pocos minutos el vecino llegó y lo encontró tirado en el pavimento a unos dos metros del carro.

Testigos dijeron a la Policía que al conductor lo atacaron dos azotes del barrio María Concepción Palacios 3 y le exigieron las llaves del carro y el teléfono. Tras intentar explicar que el vehículo estaba recalentado y negarse a dar su teléfono, los hampones le dispararon y huyeron. Nadie lo ayudó.




Categoría: Venezuela