Se triplicaron las muertes por explosiones de granadas en el país

Entre 2013 y marzo de este año, el promedio de muertes mensuales por el uso de granadas en Venezuela era de 0,6.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – En 2015 se ha incrementado en más de 122% el número de casos en los que se reporta el hallazgo o utilización de granadas explosivas, con respecto a 2013 y 2014.

De acuerdo con El Nacional, 40% de los casos reportados en lo que va del año ha ocurrido en Distrito Capital y Miranda, y ha sido el Cicpc el organismo más atacado.

Sin embargo, hay antecedentes. En Güiria, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana apresaron a un adolescente de 16 años de edad, cuando intentó eludir un punto de control callejero. Al registrarle los pantalones, descubrieron una granada GPM75, la misma marca y modelo utilizada contra la comisión de Polibaruta, en Las Mercedes, el domingo pasado.

Dos meses después, el 5 de agosto, los funcionarios del Eje de Investigaciones de Homicidios en Barcelona se llevaron una sorpresa en una vivienda del sector La Caraqueña, en Puerto La Cruz, donde hacían averiguaciones por el homicidio del exreo, Manuel Boutto Flores.

Durante el registro a la vivienda los agentes hallaron una cacerina con proyectiles y, metida en una cubeta metálica, una granada fragmentaria F1 (de fabricación rusa), similar a las adquisiciones más recientes para suplir los arsenales de la FAN.

El fin de semana pasado fueron reportados cinco casos en los que arrojaron granadas contra instalaciones policiales o funcionarios uniformados. Hubo nueve heridos y daños materiales a vehículos y edificaciones.

Durante los primeros 9 meses del año los estallidos han ocasionado 29 muertes. Un promedio mensual superior a 3,2.

Un estudio presentado por la ONU para el Control de Armas señala que entre 2013 y marzo de este año el promedio de muertes mensuales por el uso de granadas en Venezuela era de 0,6. La ola de violencia registrada en el país durante los últimos meses ha triplicado este promedio.

En 22 de los 40 casos reportados hasta el 1° de octubre, las granadas fueron arrojadas o usadas contra policías, militares o instalaciones de algún cuerpo de seguridad. En algunas oportunidades no estallaron, tal y como sucedió el jueves en la sede de la policía municipal de Los Teques. En 17,5% de los casos, el objetivo ha sido alguna sede del Cicpc.

William Godnick, coordinador del Programa de Seguridad Pública de la ONU, señaló que por regla general las granadas llegan a manos de civiles, debido a robos o a la corrupción de funcionarios militares: “Es un problema de control de arsenales. Se ve en países con ejércitos significativos. Son los únicos dueños legítimos de las granadas”.

Dijo que en Perú, México, Colombia y El Salvador se ha visto a bandas organizadas con este tipo de armas. En todos los casos analizados, las granadas llegan a los civiles por deficiencias en el control a los inventarios, al personal y las instalaciones en las que son guardadas.


120.000 bolívares sería el costo actual de una granada fragmentaria en el mercado negro. Según fuentes policiales consultadas por El Nacional, la mayor facilidad para la adquisición de estas armas se presenta en los estados centrales del país, donde operan grandes bandas delictivas que tienen entre sus miembros a soldados activos de la Fuerza Armada Nacional.

Categoría: Venezuela | Claves: Ataques con granadas