El país sufre una “operación tenaza” dirigida por EE UU, Colombia y Guyana

Explicó a los partidarios del oficialismo que la recuperación de la economía del país "es lo prioritario".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. EFE) – El vicepresidente venezolano, Aristóbulo Istúriz, aseguró hoy que contra el país caribeño se desarrolló una “operación tenaza”, dirigida por el “imperialismo”, en la que fueron cómplices Colombia y Guyana con el fin de facilitar una intervención de EE.UU.

“La operación tenaza fue poner a Colombia contra Venezuela para buscar detonar una guerra, y buscar a Guyana para que los dos países fronterizos, del lado este y del oeste apretasen a Venezuela para facilitar una intervención de EE.UU”, dijo Istúriz durante un acto del Congreso de la Patria, impulsado por el Ejecutivo.

El vicepresidente, que retó a los involucrados a demostrar “que es mentira la ‘operación tenaza”, subrayó que esta “es parte de la guerra contra Venezuela manejada por el imperialismo con sus cómplices en América Latina”.
En el marco de esta supuesta guerra contra la nación caribeña, Istúriz señaló “la baja de los precios petroleros”, como parte de un plan de EE.UU que tiene la “intencionalidad política” de “golpear a Rusia, Irán y Venezuela”, una tesis que ya ha sido abordada antes por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Saben que tenemos una economía monoproductora y que bajando los ingresos en divisas nos colocaban en una situación difícil, claro una debilidad de nosotros, y ellos se aprovecharon”, dijo Istúriz.

La caída de los precios del hidrocarburo disminuyeron, dijo el vicepresidente, el 80 % de las divisas del país, cuya economía depende casi en su totalidad de la venta del crudo.

“Para que tengan una idea, hace tres años en enero nos ingresaron 3.800 millones de dólares por la venta de petróleo, y en enero de este año 77 millones”, reveló el funcionario para ilustrar el impacto que ha tenido en la economía del país, situación que llevo al Ejecutivo a decretar una “emergencia económica” junto con un plan de recuperación a principio a del año.

Explicó a los partidarios del oficialismo que la recuperación de la economía del país “es lo prioritario” en este momento para la nación porque de esta “depende la preservación de la paz, y depende que preservemos la revolución”, dijo.