En el tiempo de las realidades, “el chavismo no tiene chance”

Si los ciudadanos no sienten motivación para votar y cambiar el estado de cosas, entonces estaríamos hablando de una sociedad o totalmente alienada o totalmente deprimida

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Para el analista político, Eduardo Semtei, las elecciones parlamentarias de este 2015 representan el rescate de la democracia y la libertad para los presos políticos. Crédito: twittervenezuela.co

(Caracas, Venezuela).- Una fuerte crisis económica, la inseguridad que toca a todos los sectores sin distingo de color, condición social, ideales políticos o religiosos; la situación política… La problemática en sí que arropa en la actualidad a Venezuela, podría influir para dar un cambio definitivo en el país, cambio que podría generarse a raíz de unas elecciones parlamentarias previstas para este año.

Entre dimes y diretes, los asistidos que conforman la Mesa de la Unidad democrática hacen su lucha para alcanzar la victoria en una elecciones con pronóstico incierto, frente al Partido Socialista Unido de Venezuela, partido de gobierno que a juicio de muchos cuenta con gran ventajismo.

Tibisay Lucena, presidenta del CNE, ha dicho que las elecciones parlamentarias en Venezuela se realizarán en el último trimestre del 2015, sin embargo, aún no se ha pronunciado para fijar una fecha exacta. “Ya sorteamos los miembros de mesa, los organismos electorales subalternos, tenemos las circunscripciones (…) hemos adelantado prácticamente todas la tareas preelectorales. Estamos trabajando y lo hemos informado”, señaló Lucena a principios del mes de mayo.

Pese a esto y a la crisis de escasez y desabastecimiento podría existir en los venezolanos la desconfianza y la poca motivación para salir a depositar su voto, sin embargo hay quienes piensen que las elecciones son el momento propicio para calibrar la democracia. Tal es el caso de Eduardo Semtei, analista político, a quien consultamos sobre el panorama venezolano previo a los comicios y esto fue lo que nos dijo:

¿Qué significado tiene para el venezolano una elección parlamentaria en medio de la crisis económica, política y social?

Rescate de la democracia, regreso al equilibrio de poderes, posibilidad de demostrar que el gobierno es minoría, posibilidad de hacer leyes que ordenen la economía, combatan la corrupción, vigilen el funcionamiento del gobierno, rescaten las libertades y liberen los presos políticos. Las elecciones significan el inicio del proceso de victorias electorales seguidas que culminan con las presidenciales.

¿Qué hay tras la negativa del CNE de anunciar la fecha para los comicios? ¿Es de preocupación?

-Obediencia a los intereses del gobierno.
-Obediencia a los intereses del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).
-Provocación a la oposición.
-Maniobra de desaliento a la votación opositora.
-Retrasar lo más que pueda el anuncio para contratar todo por emergencia debido al poco tiempo que quedaría para contratar todos los servicios.
-Es de preocupación, pero no de mortificación.

¿Le quedan ganas al venezolano de salir a votar cuando a diario se ve obligado a hacer interminables colas?

Le deberían quedar más ganas… Mientras más tarde este gobierno en salir, peores serán las circunstancias. Si los ciudadanos no sienten motivación para votar y cambiar el estado de cosas, entonces estaríamos hablando de una sociedad o totalmente alienada o totalmente deprimida.

¿Quedará sepultada la oposición de no conseguir una mayoría en el parlamento?

En general y de acuerdo a la historia, la oposición no desaparece. No ocurrió en la España de Franco, con Mussolini, con Hitler, con Pinochet etc.

A veces tarda más en obtener la victoria a veces tarda menos de lo esperado. Una victoria del gobierno en las parlamentarias podría darle un segundo aire al chavismo, pero está inexorablemente condenado a desaparecer.

El comunismo y sus distintas formas de presentarse no tiene fórmula de continuidad histórica y ha fracasado en todos los lugares donde ha aparecido.

¿Podrá el chavismo alcanzar la victoria a “punta” de promesas y con el caos que reina en el país?

El tiempo de las promesas se agotó, ahora es el tiempo de las realidades y en ese campo el chavismo no tiene chance. Muchas de las promesas pasadas no fueron cumplidas, convencer al pueblo con nuevas promesas en virtud de los fracasos es una tarea inútil.

De darse el llamado voto castigo ¿para quién será? ¿Para una oposición que no logra compactar o para un gobierno cuyas estrategias no son del todo asertivas?

El voto castigo existe y se materializará con toda seguridad. La oposición está en Venezuela más compactada que en otros lugares y países donde se hizo necesaria. Por ejemplo en Argentina o en España.

El proceso unitario ha marchado positivamente. La Mesa de la Unidad Democrática es una realidad. Las primarias opositoras fueron un éxito.

¿Cómo visualiza el panorama en Venezuela tras las elecciones parlamentarias?

Las visualizo como el regreso al equilibrio de poderes… La calibración de la democracia al existir por lo menos un poder independiente, control del gobierno en el gasto, prueba de la fortaleza de la democracia, observación mundial sobre el respeto entre los distintos poderes, camino del regreso al sistema democrático, triunfos sucesivos en las elecciones de gobernadores en 2016, de alcaldes en 2017 y de presidente en 2018.