Selección chilena viajará con bienes y comida para enfrentar a la Vinotinto

Considerando la experiencia previa de varias selecciones que visitaron Venezuela recientemente, en Chile preparan un plan para salir airosos de su estadía.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La selección de fútbol de Chile, conocida como “la Roja”, se prepara para viajar en dos semanas a Barinas, Venezuela, para enfrentarse a la Vinotinto el día 29 como parte de las eliminatorias del Mundial de fútbol.

Sin embargo, como reseña La Tercera, Barinas no escapa a la crisis humanitaria que vive Venezuela como consecuencia de una profunda debacle socio-económica. “Muy noble y muy leal”, es el lema de la ciudad, que si bien cuenta con un generoso calor humano y un buen ambiente futbolístico, vive al igual que el resto del país de Bolívar el drama de no disponer de todos los elementos básicos para la subsistencia.

Considerando la experiencia previa de varias selecciones que visitaron Venezuela recientemente, en Chile preparan un plan para salir airosos de su estadía. La logística incluye comida y líquidos propios, además de otros implementos. Cabe considerar que, a pesar de la situación en Venezuela, el seleccionador chileno Juan Antonio Pizzi y su cuerpo técnico decidieron llegar al país con dos días de antelación en un vuelo chárter. Los insumos que salgan desde Chile no serán pocos, señala el diario.

Como antecedente, el periódico recuerda que las selecciones de Paraguay y Ecuador visitaron a la Vinotinto el 8 de octubre y el 17 de noviembre de 2015, respectivamente, y tomaron sus recaudos en su estancia en Puerto Ordaz.

Los guaraníes viajaron a Venezuela en un vuelo chárter, en el cual además de los implementos de juego y entrenamiento -como relató el tesorero de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Jorge González- incluyeron pollo, carne, quesos y demás alimentos que no se pueden adquirir con facilidad en Venezuela por el desabastecimiento que ha azotado a este país en los últimos meses.

La situación vivida por los paraguayos fue tomada en cuenta por los ecuatorianos, que para su estancia en el oriente venezolano incluyeron un generador para paliar los constantes cortes de electricidad. El equipaje de los meridionales también incluyó ventiladores, un refrigerador pequeño, agua, bebidas hidratantes, frutos secos, medicamentos y papel higiénico, según el coordinador del equipo Vinicio Luna.