Senado de Brasil inició el juicio político contra Dilma Rousseff

En caso de ser sentenciada, Rousseff quedará inhabilitada para ocupar cargos públicos por ocho años

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: TV SENADO/ You Tube

(Brasília, Brasil. AFP) – El Senado de Brasil inició este jueves la última etapa del juicio político contra Dilma Rousseff, que según todos los pronósticos, acabará con la presidenta fuera del gobierno.

En ese caso el mandato de Rousseff será completado hasta 2018 por Michel Temer, su exvicepresidente devenido en archienemigo, y que gobierna la mayor economía latinoamericana desde mayo, cuando la mandataria de 68 años fue suspendida.

“Declaro abierto las sesiones”, dijo el presidente de la Corte suprema de justicia, Ricardo Lewandowski, que encabeza el proceso. Los senadores se transforman en jueces y deben dejar de lado posiciones ideológicas, partidarias y personales, añadió.

Los expertos coinciden en que sólo un milagro podría devolver al poder a la exguerrillera, acusada de maquillar las cuentas públicas.

Los sondeos indican una tendencia prácticamente irreversible en favor de la destitución, que requiere de una mayoría especial de 54 votos (dos tercios) de los 81 senadores. La votación final, en la que se definirá si se le impugna o no el mandato, se prevé a comienzos de la semana próxima.

“A lo largo de los más de 100 días de este proceso los senadores ya se formaron una opinión y no creo que haya ningún cambio en relación a la votación. Mi previsión es que habrá entre 59 y 61 votos a favor del Impeachment”, dijo el senador Raimundo Lira, uno de los que presidió la comisión que lanzó este proceso.

El juicio se inicia con testimonios de testigos de la defensa y la acusación de la presidenta.

ALEGATO FINAL

Crédito: REUTERS/Paulo Whitaker

Rousseff, figura clave del PT irá personalmente al Senado para dar su alegato final el lunes 29, como paso previo al debate de los senadores y la votación dentro de las siguientes 48 horas.

La mandataria denuncia ser víctima de un golpe orquestado por Temer, del PMDB, quien fue su compañero de fórmula en 2014 para ganar la elección.

Después de quejarse por ser un “vice decorativo”, Temer se plegó a un movimiento político de impronta conservadora forjado en el Congreso y que fue ganando espacio a medida que el país se sumía en el descontento social.

La tormenta perfecta la desencadenó el caso Petrobras al exponer una corrupción gigantesca en la clase política brasileña.

Altamente impopular, aislada y desconectada de sus bases, Rousseff debió abandonar el Palacio de Planalto para recluirse en la residencia presidencial y organizar su defensa.

La metralla de acusaciones del caso Petrobras golpeó de lleno al PT y llegó hasta el propio Lula (2003-2010).

En caso de ser sentenciada, Rousseff quedará inhabilitada para ocupar cargos públicos por ocho años. Si es absuelta, esta economista de carácter estoico y que militó en una guerrilla marxista durante la dictadura (1964-1985), recuperará su gobierno.

UN INESPERADO FINAL

La destitución de Dilma es también un inesperado final de gobierno para el emblemático Partido de los Trabajadores (PT), la gigantesca fuerza de izquierda de Lula y de Dilma que asumió las riendas del poder hace 13 años.

Con los Juegos Olímpicos que se celebraron en agosto recién finalizados, los brasileños pudieron distraerse unos días de la recesión galopante y un creciente desempleo (más de 11 millones de personas).

El gigante sudamericano, que hace solo unos años estaba destinado a ser líder indiscutido de América del Sur, convalece además en medio de un masivo escándalo de corrupción que pone en aprietos a casi toda su clase política, tanto de izquierda como de derecha.

En el Senado, donde se decide el futuro de la mandataria, más de la mitad de los 81 senadores están señalados o investigados por causas de corrupción.

En caso de ser sentenciada, Rousseff quedará inhabilitada para ocupar cargos públicos por ocho años. Si es absuelta, esta economista de carácter estoico y que militó en una guerrilla marxista durante la dictadura (1964-1985), recuperará su gobierno.

Crédito: REUTERS/Ueslei Marcelino

Crédito: REUTERS/Ueslei Marcelino

Crédito: REUTERS/Ueslei Marcelino

Crédito: EFE/Cadu Gomes

Crédito: EFE/Cadu Gomes




Categoría: América Latina | Claves: Brasil Dilma Rousseff