eltelegrafo

Señor Alcalde, diario El Telégrafo no debe nada al Estado

¿Será porque si le contradicen la pauta publicitaria municipal desaparecería? Ahora ha respondido a un reportaje, el cual detalla las ‘deudas’ del Municipio con la ciudadanía.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Telégrafo) Jaime Nebot usa el humor con regular frecuencia para evitar responder sobre la situación de Guayaquil, mucho más cuando los entrevistadores refieren las notas del primer diario público del Ecuador. Unas veces dice que EL TELÉGRAFO es un avión que se cayó hace muchos años y otras desvía la conversación y elude responder o refutar los datos.

Ventajosamente tiene a varios entrevistadores a su disposición para no sacarlo de casillas y solo le preguntan en el marco de los ‘límites’ que impone su autoridad. ¿Será porque si le contradicen la pauta publicitaria municipal desaparecería? Ahora ha respondido a un reportaje, el cual detalla las ‘deudas’ del Municipio con la ciudadanía, atacando con muy sano humor a una institución de esta ciudad y del país que es EL TELÉGRAFO. Nos señala como deudores del Estado.

Lo cual, si fuese cierto, no es ningún pecado o delito. Si existiese una deuda y mora, las cuentas están abiertas, pero para conocimiento de la ciudadanía, esta institución paga puntualmente todos sus compromisos y trabaja siempre con transparencia.

Categoría: Opinión | Claves: Opinión