¿Será Estados Unidos un país con dos idiomas en un futuro cercano?

Los Estados Unidos del futuro: un país bilingüe en el que el inglés y el español conviven con naturalidad.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, EE UU. Dpa)Durante décadas, el español en Estados Unidos fue sólo la lengua del inmigrante, la que se escuchaba en las casas de los que buscaban el sueño americano y en muchas cocinas de restaurantes. Ahora, sin embargo, también es el idioma de la Casa Blanca y de la campaña electoral.

La política está reflejando una realidad social cambiante. La ciudad de Miami, por ejemplo, es hoy en día el laboratorio donde podrían estar gestándose los Estados Unidos del futuro: un país bilingüe en el que el inglés y el español conviven con naturalidad.

En la ciudad de Florida, dominada por la inmigración cubana, todo puede hacerse en español, así como en otras grandes urbes como Nueva York, Los Angeles o Chicago.

Proliferan las páginas webs comerciales con versión en español, así como la opción de llamar a la compañía telefónica, del gas o al banco y ser atendido en cualquiera de los idiomas. El uso cada vez más cotidiano ya genera las mismas tensiones que la propia inmigración.

“Debería dar ejemplo y hablar en inglés mientras estemos en Estados Unidos”, lanzó recientemente Donald Trump a Jeb Bush en la campaña presidencial, en la que Bush y otros candidatos tratan de acercarse al votante hispano en su propio idioma.

“Es la realidad de Estados Unidos”, replicó Bush, cuya mujer es de origen mexicano. La disputa reflejó las dos realidades del país.

Por un lado, la población hispana siguen creciendo en Estados Unidos y en 2014 alcanzó la cifra de 55,4 millones, un 17,4 por ciento del total de Estados Unidos, según los últimos datos del censo del país.

Por otro, está el temor de Trump y de grupos como Proenglish.org, que defiende el “derecho histórico del inglés como lengua común y unificadora”.

“BIENVENIDOS A LA CASA BLANCA”

La pesadilla para ellos puede estar cerca. “Bienvenidos a la Casa Blanca”, dijo en un esforzado español el presidente, Barack Obama, a la banda cubana Buena Vista Social Club en una reciente recepción. La web de la Casa Blanca, obviamente en inglés, sólo puede consultarse en un idioma extranjero: el español.

La política responde al sentir social. “Es un momento fascinante para la lengua (española)”, afirmó a dpa Gerardo Piña-Rosales, director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (Anle).

El académico asegura que el idioma ha desbancado al francés en las universidades y crece en la enseñanza primaria y secundaria, por lo que los anglosajones se suman al empuje que traen los hispanos.

“El español es una lengua extranjera entre comillas, porque se habló antes que el inglés”, dijo Piña-Rosales sin necesidad de recordar la impronta del español en la toponimia del país con el nombre de estados como Florida y Colorado y de ciudades como Los Angeles, Sacramento o San Antonio.

“Y cada vez se hablará más”, pronosticó el académico. Los datos parecen darle la razón. En 2050, Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo. Las estimaciones realizadas por el censo hablan de que los hispanos serán para entonces 132,8 millones, el 30 por ciento de la población estadounidense.

Según el informe de 2015 del Instituto Cervantes, organismo del gobierno de España para la promoción del idioma y la cultura, el español es la segunda lengua más utilizada en Twitter en ciudades mayoritariamente anglófonas como Nueva York.

En el último censo en California, más gente marcó la casilla que apunta al origen hispano que la de caucásico.

“Estados Unidos está evolucionando hacia lo que se llama técnicamente un bilingüismo funcional”, dijo a dpa Ignacio Olmos, director del Instituto Cervantes de Nueva York.

Pese a su incursión en la política y su fuerte presencia en grandes ciudades, el español sigue siendo vinculado a la inmigración.

“Hay que fomentar la imagen positiva, pujante y de categoría del español en Estados Unidos”, dijo Piña-Rosales. “Cuando el inmigrante va subiendo en la escala social va abandonando el español, es lo que va pasando a las nuevas generaciones. Lo ven como una lengua de segunda categoría y eso es lo que tenemos que combatir”, agregó.

¿Será entonces Estados Unidos un país con dos idiomas en un futuro cercano? “Sobre todo las grandes ciudades son cada vez más bilingües. Que todo el país vaya a ser bilingüe es un poco más arriesgado de afirmar”, dijo el profesor y académico Piña-Rosales.

Olmos va un poco más allá: “Es una lengua que va a permanecer en Estados Unidos conviviendo con el inglés. Sin amenazar al inglés, pero convirtiendo al país bilingüe en el medio o largo plazo”.

Categoría: Mundo | Claves: EE UU