Sería “legítimo” desconocer al Gobierno tras decisión del CNE

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El Dr. José Vicente Carrasquero, consultor político y electoral, conversó con Sumarium Radio sobre lo que pudiera hacer la oposición tras el anuncio del CNE sobre las írritas condiciones para la recolección de firmas para el referéndum revocatorio y la posible celebración del mismo en marzo de 2017.

Para Carrasquero, el partido de gobierno a través de su CNE venía mostrando sus cartas, obstaculizando la realización del revocatorio básicamente porque sabe que lo tienen perdido. Recordó que el propio Jorge Rodríguez dijo que el número de máquinas asignadas era para impedir que se recolectaran las firmas necesarias para revocar a Maduro. “De modo que estamos ante una situación donde el Gobierno metódicamente ha venido bloqueando todas las salidas electorales que se pueden dar en Venezuela”, agrega.

El consultor político opina que “la salida electoral está agotada. El país en su totalidad debería declarar que Venezuela sufre una dictadura, y que las dictaduras se enfrentan de una manera distinta, todavía pacífica, pero apelando a otros artículos de la Constitución como el 333 y el 350, que abren posibilidades para imponer la democracia en Venezuela ante la evidente ruptura del hilo constitucional. Es evidente que en Venezuela no hay democracia ni un gobierno autoritario competitivo, sino que hay una dictadura abierta, donde Maduro gobierna por dictados. Hay cantidad de decisiones que se están tomando en la simple decisión del Presidente de la República. Se trata una dictadura donde se persigue a los medios de comunicación, donde hay presos políticos, donde los asesinatos no son investigados. Por lo tanto esta situación llama a que la gente apele a la rebelión frente a una situación que el gobierno se ha ocupado de impedir que se arregle por la vía electoral”, argumenta.

No obstante, Carrasquero duda que la MUD asuma este reto, y cree que va a seguir jugando al revocatorio, a la consecución de las firmas que se hacen necesarias a aceptar el reto que el Gobierno le ha puesto por delante. Un reto totalmente irracional porque somete a la población venezolana a lo que pueda pasar, por ejemplo, con la recolección de firmas en Delta Amacuro o en Amazonas, estados con poblaciones ínfimas con respecto al resto del país. “Este dictamen de las rectoras es absolutamente corrupto y no tiene asidero alguno en otra cosa que no sea una decisión de carácter político apegada más a los juicios del partido de gobierno que a la Constitución nacional”.

El problema, según Carrasquero, es que la oposición es rehén de esa fama que le trató de endilgar el gobierno, de golpista y violenta, y ser rehén de eso hace que la MUD se esfuerce a un tipo de comportamiento. “Desconocer al gobierno, es un acto legítimo después de la decisión que tomó el CNE esta semana y no está necesariamente ligada a la violencia. El gobierno tiene que ser desconocido porque no está respetando la Constitución, y es obligación de la MUD y de todos los venezolanos restituir el hilo constitucional, y hacerlo pasa por operacionalizar el artículo 350 de la Constitución para darle viabilidad a un proceso de rebelión pacífica, de desobediencia a un dictador y a un partido de gobierno que ha secuestrado las libertades en el país, y que además se rinde ante potencias extranjeras en detrimento de la población venezolana que está sometida a una situación de precariedad en materia de alimentos y salud”.