La respuesta de Estados Unidos a la amenaza del Estado Islámico

"Nuestras naciones pueden dar la bienvenida a refugiados, que buscan seguridad desesperadamente y asegurar nuestra propia seguridad".

La respuesta de Estados Unidos a la amenaza del Estado IslámicoCrédito: REUTERS/Umit Bektas
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: FRANCE 24 English / Youtube

(Antalya, Turquía. Agencias) – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que los ataques coordinados de la semana pasada en París fueron un revés en la lucha contra Estado Islámico, pero que la coalición liderada por su país está logrando avances para derrotar al grupo militante en Siria e Irak.

“Los hechos en París fueron obviamente un revés terrible. Sin embargo, en estos momentos aunque compartimos la angustia de nuestros amigos franceses, no podemos perder de vista que hemos logrado avances“, declaró Obama en la cumbre del Grupo de los 20 en Turquía, de acuerdo a lo publicado por Reuters.

La coalición está intensificando sus ataques aéreos contra el grupo y sus líderes, agregó Obama.

Asimismo, Obama defendió su estrategia actual contra EI y aseguró que “será la que al final servirá, pero tomará su tiempo”.

En el frente militar continuaremos acelerando lo que estamos haciendo, buscando nuevos socios. He autorizado más fuerzas especiales para mejorar esta coordinación

“La estrategia debe ser una que sea sostenible”, explicó Obama, para precisar que se trata de “perseguir la infraestructura de su liderazgo, cerrar sus fronteras y reducir su espacio”.

En cuanto a la posibilidad del grupo yihadista de atentar contra objetivos en Occidente, el presidente dijo que Estados Unidos “no ha subestimado las capacidades de EI”.

Lea también: Estado Islámico amenaza con atacar Washington y países aliados de EE UU

“Es posible para una organización como EI, que tiene una ideología tan retorcida, sin respeto por vidas inocentes, tiene las capacidades de golpear en Occidente“, advirtió Obama en referencia a los atentados de París del viernes, que causaron 129 muertos.

De igual forma, consideró hoy que sería un “error” enviar grandes cantidades de tropas a Siria para intentar derrotar a la organización terrorista Estado Islámico (EI).

“Yo creo eso, al igual que mis asesores militares y civiles”, dijo el mandatario según lo reseñado en la agencia EFE.

“CERRAR LA PUERTA A REFUGIADOS SERÍA UNA TRAICIÓN A NUESTROS VALORES”

Crédito: REUTERS/Jonathan Ernst

Por otra parte, Barack Obama ha recordado hoy que de lo que huyen los refugiados es de la violencia y del terrorismo y que, pese a la necesidad de aumentar los controles de seguridad, negarles el acceso sería “violar los valores” de la comunidad internacional.

Tenemos que recordar que muchos de los refugiaos son ellos mismos las víctimas del terrorismo, por eso huyen. Cerrarles la puerta en sus caras sería una traición a nuestros valores

En el aspecto humanitario, Obama dijo que las grandes potencias económicas y políticas reunidas en ese foro se han mostrado de acuerdo en que hay que hacer más “individual y colectivamente para afrontar la agonía del pueblo sirio”.

El jefe del Gobierno estadounidense dijo que los fondos de ayuda son menos de la mitad de lo que se necesita y pidió a más naciones que contribuyan con “los recursos que esta crisis requiere”.

“Respecto a los refugiados, está claro que países como Turquía, Líbano y Jordania están ya soportando una carga enorme que no se puede esperar que lleven solos”, dijo al tiempo que también recordó la necesidad de asegurar la seguridad de los ciudadanos de todos los países.

Por ello, dijo que incluso mientras se acepta a más refugiados, incluidos sirios, hay que someterlos a chequeos regulares y controles de seguridad: “Nuestras naciones pueden dar la bienvenida a refugiados, que buscan seguridad desesperadamente y asegurar nuestra propia seguridad. Podemos y debemos hacer ambas cosas”, insistió.

Obama dijo que el G-20 se ha comprometido a “aumentar los controles fronterizos, compartiendo más información y reforzando los esfuerzos para evitar el flujo de combatientes extranjeros hacia y desde Siria e Irak”.