Serie de superhéroes árabes: un instrumento de lucha contra el terrorismo

El jordano Suleiman Bakhit cree en su visión de remover la conciencia de los niños y los adolescentes mediante superhéroes árabes.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Amán, dpa) -. El empresario jordano Suleiman Bakhit ha creado toda una serie de superhéroes árabes con la idea de utilizar la novela gráfica como un instrumento de lucha casi propagandística contra el extremismo y el terrorismo, que aprovechan la falta de motivación de los jóvenes árabes para reclutarlos.

Element Zero, su creación más destacada, es un superhéroe que, enfundado en una máscara y con casco, irrumpe en edificios acompañado de su equipo, salta por todas las páginas del cómic, escala por las paredes y derriba puertas. “Como si de un James Bond árabe o un Jack Bauer, de la serie ’24’, se tratase”, asegura Bakhit.

¿Por qué los jóvenes se alistan en organizaciones terroristas como el Estado Islámico?. Bakhit, hijo de un ex primer ministro, lleva años repitiéndose esa pregunta.

Su país, al igual que muchos otros en la región, está amenazado por la fuerza de atracción del Estado Islámico (EI). Aproximadamente unos 2.000 jordanos se han alistado en el EI o en organizaciones terroristas similares, de acuerdo con las estimaciones del The Soufan Group.

Uno de los motivos es falta de perspectivas de futuro. En numerosos países árabes, los jóvenes apenas tienen oportunidades para acceder a la educación o al mundo laboral, afirma Anja Wehler-Schöck, directora de la Fundación Friedrich Ebert en Jordania.

Además, muchas de estas personas viven en regímenes que están estrechamente vinculados a Occidente. Esto genera un conflicto en los sectores islámicos más conservadores, afirma Wehler-Schöck. “El EI ofrece a los perdedores de la sociedad LA oportunidad de convertirse en héroes”.

Bakhit quería explorar el tema del heroísmo y visitó diferentes escuelas en Jordania preguntando a los más jóvenes quiénes eran sus ídolos. El empresario recuerda bien las respuestas que obtuvo: en lugar de Batman o Superman, los chicos mencionaban al antiguo líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, o a Abu Mussab al Zarqawi, líder de Al Qaeda en Irak, organización que después se convirtió en el actual Estado Islámico. Ninguno mencionó a un héroe de cómic árabe.

Los extremistas saben presentarse como héroes, como protectores del islam y luchadores contra Occidente. Abusan de la preocupación, de la ira y de los problemas sociales que atraviesan los jóvenes, explica Bakhit.

Su propaganda dice a los jóvenes que también ellos pueden ser héroes. “Yo quiero mostrar que Bin Laden o Al Zarqawi no tienen nada de héroes”. Sin embargo, el jordano también asegura que no basta con posicionarse contra los terroristas. Hay que ofrecer a los jóvenes una alternativa.

En 2009, Bakhit creó junto a unos dibujantes los primeros superhéroes de cómic árabes. Como por ejemplo el agente Element Zero, que combate a los terroristas en Jordania. O la princesa Heart, heroína de una versión moderna de “Las mil y una noches”.

En sus cómics, Bakhit trata temas que juegan un papel importante en las sociedades árabes. El honor es uno de ellos. “Nuestra cultura se basa en el honor”, explica. Los extremistas también aprovechan este aspecto en su propaganda. “En mis cómics, sin embargo, es más honorable vivir por algo que morir por algo”, asegura.

Bakhit vendió 1,2 millones de ejemplares hasta el año 2011. Además, Element Zero cuenta ya con una versión muy popular de videojuego online a través de Facebook. El empresario jordano ha sido invitado como orador en conferencias internacionales y recibió una beca de la conocida plataforma de difusión TED.

Ahora ya no es el único que conoce la eficacia de los cómics en los países islámicos. En Pakistán, la serie de animación “The Burka Avenger” trata la educación de las mujeres jóvenes, una importante cuestión política. “La Vengadora del Burka”, una mujer cubierta al completo con un burka, utiliza libros y lápices en lugar de pistolas y cuchillos como armas.

La heroína voladora Qahera lucha con su espada y mucho sentido del humor contra el sexismo y el abuso en Egipto. El cómic, dirigido a un público más adulto, también critica la imagen que hay en Occidente de la mujer musulmana oprimida.

En Kuwait, el productor Naif al Mutawa creó la serie “Los 99”, sobre 99 héroes basados en los atributos de alá. Dado el tono sarcástico de la serie, Al Mutawa sufrió hostilidades.

Por su parte, Bakhit también tuvo que sobreponerse a las críticas y a los contratiempos. Su firma se declaró en bancarrota y su novela gráfica “Saladin 2050” fue prohibida en Jordania. Una noche, unos desconocidos lo atacaron con unas cuchillas de afeitar, explica. La gran cicatriz que tiene en su ojo izquierdo le da a él mismo una apariencia propia de superhéroe.

El jordano asume que con sus cómics juega un papel muy pequeño en la lucha contra el extremismo. Sin embargo, cree en su visión de remover la conciencia de los niños y los adolescentes mediante superhéroes árabes. Su nueva empresa, The Hero Factor, tiene un nuevo objetivo: introducir los cómics como libros de enseñanza en las escuelas.

Burka Avenger Merchandise – Available Now / Crédito: Burka Avenger.

Qahera
the webcomic, not the city / Crédito: qaherathesuperhero

Qahera
the webcomic, not the city / Crédito: qaherathesuperhero

Qahera
the webcomic, not the city / Crédito: qaherathesuperhero

Qahera
the webcomic, not the city / Crédito: qaherathesuperhero

Qahera
the webcomic, not the city / Crédito: qaherathesuperhero

Qahera
the webcomic, not the city / Crédito: qaherathesuperhero

Qahera
the webcomic, not the city / Crédito: qaherathesuperhero

Categoría: Mundo | Claves: Amán novela gráfica Suleiman Bakhit