Sevilla es campeón de la Europa League por tercera vez consecutiva

El conjunto español cambió radicalmente su cara en la segunda parte, demostrando por qué es el gran dominador de la Europa Legue con goles de Kevin Gameiro y dos de Coke.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Reuters

(Basilea. Suiza. DPA).- El Sevilla conquistó hoy su quinta Liga Europa y tercera consecutiva al vencer 3-1 al Liverpool gracias a una portentosa reacción en la segunda parte.

El conjunto español se sobrepuso a un gran gol de Daniel Sturridge que hizo justicia al mejor despliegue inglés en la primera mitad. El Sevilla cambió radicalmente su cara en la segunda parte, en la que demostró por qué es el gran dominador de la Liga Europa con un tanto de Kevin Gameiro y dos de Coke.

La nueva conquista del Sevilla tuvo el premio de entrar directamente en la próxima Liga de Campeones. España tendrá así cinco representantes con Barcelona, Real Madrid, Atlético, Villarreal y el campeón de la Liga Europa.

La primera mitad fue una pesadilla para el Sevilla y un sueño para el Liverpool. Durante 45 minutos, el duelo se pareció mucho a lo que había imaginado el entrenador del equipo inglés, Jürgen Klopp, cuyos jugadores formaron mayorías en todas las zonas del peligro y pusieron varias velocidades más que su oponente.

Un solo gol antes del descanso pareció incluso poca renta para un Liverpool que en la primera parte sostuvo una versión parecida a su mejor, mientras el Sevilla no tuvo oportunidad en ese período de demostrar por qué había ganado las dos últimas ediciones del torneo.

LA POLÉMICA

Antes del gran gol de Sturridge ocurrió una jugada polémica por una mano del central portugués Daniel Carriço dentro del área sevillista que el Liverpool protestó como el penal que fue. El árbitro, Jonas Eriksson, no lo vio. Tampoco sus cinco asistentes.

A los 35 minutos llegó el primer tanto inglés. Sturridge controló el balón en el área, ligeramente escorado, y con el exterior de su zurda colocó el balón junto al palo izquierdo de David Soria, cuyo vuelo fue inútil. Fue un gol digno de una final continental.

Lo único que hizo el Sevilla en toda la primera parte fue un remate del punta francés Gameiro de espaldas al arco inglés que se marchó fuera por poco. Fue una oportunidad que no pudo disimular la pobre resistencia de un conjunto andaluz inoperante en ataque, sin soluciones y a merced de la agresividad de su rival.

REDENCIÓN EN EL SEGUNDO TIEMPO

Pero todo se le arregló al Sevilla en los primeros segundos de la segunda parte. Mariano hizo una gran jugada por su banda derecha, puso el balón atrás y Gameiro apareció para demostrar por qué es uno de los delanteros más notorios de la temporada a pesar de no estar incluido en la selección francesa para la Eurocopa.

El gol fue vitamina para el Sevilla y un yunque en las espaldas del Liverpool, que acusó notablemente el golpe. En ese nuevo contexto, Mignolet salvó al conjunto inglés a los 61 minutos con una espectacular intervención tras remate de Gameiro.

Ever Banega gobernaba para entonces el partido. Era el momento del Sevilla, que tenía contra las cuerdas a un Liverpool que en nada se parecía al de la primera parte. Y el equipo español completó la remontada a los 64 minutos con una gran jugada iniciada por Vitolo y resuelta por Coke con un preciso remate de diestra desde el borde del área.

La sentencia llegó a los 70 minutos y fue un regalo del Liverpool, que no resolvió una jugada en su área. El balón le llegó a Coke procedente de un rival, no hubo fuera de juego y el volante español resolvió la final.

Sobró todo lo que ocurrió hasta el cierre de una final que tuvo dos partes radicalmente diferentes. El Sevilla confirmó su dominio mental de las finales y demostró que es el indiscutible rey de la Liga Europa. Nadie le hace siquiera sombra.

FICHA DEL PARTIDO

LIVERPOOL: Mignolet; Clyne, Touré, Lovren, Alberto Moreno; Lallana (Allen, m.72), Milner, Emre Can, Coutinho; Firmino (Origi, m.69) y Sturridge.

SEVILLA: Soria; Escudero, Rami (Kolo, m.76), Carriço, Mariano; Krychowiak, N’Zonzi, Coke, Banega (Cristóforo, m.90), Vitolo; y Gameiro (Iborra, m.89).

Goles: 1-0, m.35: Sturridge. 1-1, m.46: Kevin Gameiro. 1-2, m.64: Coke. 1-3, m.70: Coke.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia).

Campo: St. Jakob Park.