Si Latinoamérica no crece en 5% podría perder la clase media

Según datos del Banco Mundial, la región vivió una fuerte expansión del PIB de más del 5 % entre 2003 y 2012, sacando a 70 millones de personas de la pobreza y expandiendo la clase media hasta representar más del 50 % de la población, pero en los últimos años ha visto caer estas cifras.

Si Latinoamérica no crece en 5% podría perder la clase mediaEnrique García, presidente del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), insistió en que la región debe lograr un cambio en el modelo productivo. Crédito: José Méndez/ EFE
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(México. EFE).- América Latina debe volver a crecer al 5 % en promedio de la década pasada si no quiere abocar parte de la nueva clase media a la pobreza, un reto en el que la infraestructura jugará un gran papel, afirmó el presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Enrique García.

“Si no se vuelve al patrón de 4-5 %, muchos de los que están en la clase media volverán a la pobreza, y esto tiene connotaciones políticas y sociales muy importantes, y para la región la infraestructura es un pilar muy importante”, dijo García en una entrevista con Efe.

Este será “un esfuerzo de gran magnitud” en el que los países deben actuar “de forma programática, clara y con visión de futuro”, señaló en el marco del foro “Infraestructura en el desarrollo de América Latina”, organizado por CAF y celebrado en Ciudad de México este lunes y martes.

En este contexto, de no lograrse un cambio en el modelo productivo, América Latina no lograría “cerrar la brecha” económica frente a países industrializados, mientras que si crece al 5 o 6 por ciento lo conseguiría en unos 25 años, continuó.

“Si no se vuelve al patrón de 4-5 %, muchos de los que están en la clase media volverán a la pobreza”.

Según datos del Banco Mundial, Latinoamérica vivió una fuerte expansión de producto interno bruto (PIB) de más del 5 % entre 2003 y 2012, sacando a 70 millones de personas de la pobreza y expandiendo la clase media hasta representar más del 50 % de la población.

Pero en los últimos años, en un contexto global débil, la región ha visto caer estas cifras.

En 2014, el crecimiento económico se situó en menos del 1,5 %, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Para este año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima un aumento de solo el 0,9 %.

Es en este entorno donde la infraestructura será el detonador de desarrollo al ser “un factor de aumento a la productividad, de apertura de nuevas iniciativas en otros sectores y de mejoras de las capacidades” en segmentos tan distintos como la agricultura o el turismo, remarcó el directivo.

Pero para que la infraestructura -donde CAF engloba desde transporte, las telecomunicaciones, el agua y el saneamiento- catapulte estos resultados, es necesaria una mayor inversión.

En su reciente reporte “Infraestructura en el desarrollo de América Latina (Ideal)”, la institución identificó que las inversiones en ese sector deben representar más del 3 % actual para evitar el rezago frente a otras regiones.

“En los próximos años, América Latina debe duplicar esta inversión, llegar al 6%”, subrayó García, quien señaló que para ello se necesitan “marcos constitucionales” y “reglas del juego” claras.

Además, es imprescindible la participación del sector privado: “El arte está en cómo encontrar los mecanismos para que la inversión privada participe”, señaló.