Si no hay dinero para comida, “tampoco debería haber para armas”

"El gobierno tiene que ser coherente con su discurso de preocupación por los más pobres, que tendría que ser para todos los ciudadanos, porque hoy todos estamos más empobrecidos".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- “Las armas son siempre para matar. Por eso estoy en total desacuerdo de que se inviertan esas cantidades de dinero en armas porque si no hay para alimentos ni para medicinas, pues no debiera haber para armas”.

Tal es la consideración de la educadora Luisa Pernalete, vinculada desde hace más de 40 años a Fe y Alegría, al comentar el reciente estudio del Instituto de Estudios para la Paz, con sede en Estocolmo, la capital sueca, que reveló que Venezuela gastó 162 millones de dólares en la adquisición de armas durante el año 2015, cifra que lo ubica a la cabeza de América Latina y en el lugar 18 entre los mayores compradores de armamentos y equipos militares.

Los recursos del país no son del gobierno, que es solo su administrador; entonces, los venezolanos, como ciudadanos, debemos ser exigentes en la manera como se invierten los recursos”, dijo.

“El Ejecutivo, como representante del Estado, tiene que ser coherente con lo que dice y nosotros tenemos que hacerle seguimiento a este asunto. Este es un tema especialmente sensible para mí, porque trabajo en la promoción de la paz”, añadió.

La profesional de la enseñanza popular integral y de la promoción social indicó que los venezolanos “deberíamos decirle al Estado como educadores, como ciudadanos, que se acuerden del principio establecido en el artículo 78 de la Constitución de la República y en el artículo 7 de la Lopna, que dice que los niños, niñas y adolescentes son prioridad absoluta; por encima de los derechos de los niños, niñas y adolescentes no hay derecho más importante”, dijo.

“¿CUÁL GUERRA?”

“¿Contra quién es esta guerra?, ¿Cuál es la verdadera amenaza de invasión?, ¿Contra qué vecino es esta guerra?”, son algunas de las interrogantes de la diplomada.

“Yo he vivido en el estado Zulia, donde impartí clases durante muchos años, específicamente en la frontera, donde tenemos escuelas a 100 metros, a 50 metros de la línea limítrofe con Colombia, y a mí nunca me atacó un colombiano; yo he trabajado en Bolívar, en la frontera con Brasil, y nunca me sentí atacada por un brasileño”.

“Entonces, pregunto, ¿esta guerra es contra nosotros? Esta es una cosa muy delicada, gracias a Dios que tenemos esas instituciones internacionales que hacen estudios de dicha índole”, agregó, acotando que el llamado es al Estado a que convalide con acciones su prédica por los más necesitados.

“El gobierno tiene que ser coherente con su discurso de preocupación por los más pobres, que tendría que ser para todos los ciudadanos, porque hoy todos estamos más empobrecidos; y la convocatoria a cada venezolano es reclamarle al Estado que haga lo que realmente tiene que hacer”, apuntó, finalmente.

Categoría: Venezuela | Claves: Luisa Pernalete