“Si vas de put.., la humanidad se envilece”

La actriz busca que los hombres reflexionen sobre lo que está detrás de la venta de sexo: "trata, explotación, abuso y violencia" y que al adquirirlo se contribuye a perpetuarlo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Youtube: Chicas Nuevas 24 Horas- Paraguay

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Mabel Lozano, la presentadora y actriz, fue entrevistada por el diario El Mundo sobre los cinco documentales que ha realizado sobre la trata de personas y las violaciones de Derechos Humanos que promueven estas mafias con sus víctimas.

En el intercambio de Lozano con El Mundo surgen muchas interrogantes del mundo de la prostitución. Sin embargo, las respuestas de la presentadora contienen una lógica inherente del mismo flagelo.

La prostitución mueve mucho dinero y según Lozano, nada más en España se hacen cinco millones de euros al día: “La prostitución es la forma más antigua del mundo de esclavizar a la mujer”.

Asimismo, asegura que en España la prostitución no es ilegal y cualquier que esté en dispuesto puede hacerlo, pero sin poder negar la falta de oportunidades y la violencia familiar que subyace detrás de esa decisión.

PONERLE PRECIO A UN SER HUMANO

Lozano también ofreció los precios “del servicio”: 10 euros por practicarle al cliente sexo oral, 50 euros por tener un intercambio sexual con una mujer aborigen o de raíces indígenas, humilde y no muy elocuente, 80 si es simpática y 120 euros si la mujer es virgen.

Añadió que en la prostitución el cliente siempre tiene la razón y si no está contento le devuelven el dinero.

LA COMPLICIDAD DEL CLIENTE

“Perpetuar la esclavitud”, con esta contundente frase, la actriz explica lo que significa vender y comprar sexo: “La esclavitud es captar a las más pobres, vulnerables y guapas y transportarlas, porque es muy exótico tener en nuestras calles chicas africanas, caribeñas, rusas…”

En este sentido desmintió que el dinero que otorga el cliente por el servicio les ayuda a las jóvenes a vivir. A su juicio, el dinero que paga el cliente va únicamente a las arcas del proxeneta; lo que inmediatamente se traduce en la captación de más mujeres y niñas.

“Si vas de putas, la Humanidad se empobrece, se esclaviza, se envilece. Detrás de la prostitución hay trata, explotación, abuso y violencia. Tras ese carmín y esa sonrisa hay un drama humano. Y él contribuye a perpetuarlo. El de ella y el de la mujer siguiente”, concluye.

Categoría: Mundo | Claves: España