Buscan al “Monstruo de Santa Rosa” en las islas del lago

Entre lágrimas familiares le dieron el último a adiós Greilys Carolina Ortega y sus tres hijos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Enterraron a las madre y sus tres hijos víctimas del “Monstruo de Santa Rosa”. Crédito: José Nava/ Diario La Verdad.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La familia Ortega despidió a Greilys Carolina de 25 años, conocida como la “Greña”, y a sus hijos, Manuel José de 6 años, Miguel Efraín 9 años y Yusbely Margarita 7 años, quienes fueron asesinados por el “Monstruo de Santa Rosa”, Manuel Alejandro Espinoza Roa (27), a quien la Policía lo busca en las islas del Lago de Maracaibo desde el pasado martes.

Según la publicación de Diario La Verdad, las cuatro urnas las acomodaron en el rancho de la “Greña”, en en el callejón Ayacucho de la parroquia Coquivacoa, en la mañana de este miércoles, donde el ministro Alberto Mendoza, oró brevemente por el descanso eterno y perdón de los pecados de las víctimas. Los parientes, vecinos, amigos y allegados al escuchar su discurso no contuvieron el llanto y buscaron apoyo unos con otros.

ENTRE LÁGRIMAS

Pese a que sus conocidos la abrazaban Deisy Ortega, madre y abuela de las víctimas, no pudo mantenerse en pie. Sus piernas flaquearon y casi se cae mientras caminaba hacia la urna donde descansaba su hija. Tras un largo suspiro gritó: “¡Greña, hija, Dios te bendiga, te amo!”

El padre de Manuel y Yusbely, José Hernández, no se apartó ni un instante del ataúd de sus dos vástagos. Le repetía insistentemente a su progenitora: “Mami ahora que hago yo sin mis hijos”.

Las lamentaciones en el cementerio contagiaron hasta los niños.

El “Monstruo de Santa Rosa”, quien era pareja de Greilys Ortega, torturó a sus víctimas, las estranguló con sábanas y toallas y abusó sexualmente de ellas. Solo su pequeña hija de siete meses sobrevivió, el terrible suceso ocurrió el pasado domingo en la calle 33 del sector Altos de Milagro Norte, de Maracaibo, estado Zulia, pero los vecinos encontraron los cadáveres el lunes a las 11:00 de la mañana.