Sin acuerdo con el gobierno, las presidenciales se le encaraman a la oposición

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Julio Borges, presidente de la AN y principal negociador de la oposición en el diálogo en República Dominicana. Crédito: EFE

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Una oposición dividida y sin acuerdo en diálogo ahora deberá enfrentar el reto político que representan las elecciones presidenciales a celebrarse este año.

Bajo el decreto de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que las adelantó para el primer cuatrimestre de 2018, a lo que el Consejo Nacional Electoral (CNE) obedeció fijándolas este miércoles para el 22 de abril, y con el presidente Nicolás Maduro listo y en campaña para buscar la reelección, las opciones de la oposición se reducen.

El secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, aseguró esta semana que la participación de la oposición en las elecciones dependían de que se lograra un “acuerdo razonable” en la mesa de diálogo en Santo Domingo. No hubo acuerdo y la oposición deberá intentar alinear criterios en la no participación.

PARTICIPAN O NO

Hasta el momento además de Henry Ramos Allup que, aunque deberá formalizar su declinación, ya ha afirmado que no se prestará para “hacerle el caldo gordo al gobierno”, hay al menos tres candidatos más de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que tendrán que renunciar a su aspiración electoral: Claudio Fermín, Andrés Velásquez y Henri Falcón.

Otros dirigentes como la coordinadora nacional del partido Vente Venezuela, María Corina Machado, han sido más tajantes al negar su participación al proceso electoral que se asoma en Venezuela. “A aquellos venezolanos que queremos votar, que queremos elecciones: debemos entender que estas no son elecciones. En Venezuela hay un narco-Estado y esto es un narco-fraude”, ha dicho Machado al intentar sumar esfuerzos en contra de una participación opositora que, dice, terminaría por legitimar al gobierno de Nicolás Maduro.

A la posición de Machado se suman voces importantes de la dirigencia opositora en el exilio como la de Antonio Ledezma y Diego Arria; y la decisión del partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, que se levantó de la mesa de diálogo en cuanto se avizoró la posibilidad de “una elección presidencial fraudulenta”.

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, que fungía como el principal mediador de las negociaciones entre la oposición y el Estado venezolano reveló hoy que el gobierno de Nicolás Maduro quería que las elecciones presidenciales se realizaran el 8 de marzo, pero con el diálogo se logró acordar que fueran el 22 de abril porque la oposición las pedía para el 10 de junio.

Aunque el mandatario apuntó que desconocía si la fecha del 22 de abril se mantendría luego de que ambas partes no pudieron ponerse de acuerdo para firmar el documento. Este miércoles el Poder Electoral ratificó que la contienda se celebrará el 22 de abril.

“HABRÁN ELECCIONES”

Con la fecha y cronograma anunciado por el CNE; y ante las declaraciones del presidente Nicolás Maduro que ha afirmado que en Venezuela “habrá elecciones con o sin oposición”.

Está claro que la MUD fracturada y sin candidato deberá tomar una decisión. El camino en una coalición que ha tenido dificultades para reaccionar y tomar decisiones de forma unánime, no parece sencillo. El panorama político le exige inmediatez, estrategia, y verdadera unidad para enfrentar a un chavismo bien alineado en su lucha por continuar en el poder.

En tanto, una oposición silente va contra reloj y no tendrá mucho tiempo para definir su postura ante unas elecciones que el Consejo Nacional Electoral terminó de dibujar este miércoles.