Sin proceso judicial los 91 colombianos apresados en Caracas

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Los 91 colombianos (uno escapó la semana pasada) señalados por el presidente Nicolás Maduro, acusados de presuntamente participar en un “campamento militar” que habría sido desmantelado a 500 metros del palacio de Miraflores, cumplieron seis semanas detenidos sin proceso judicial, reseña El Tiempo de Colombia.

De acuerdo a lo publicado por el medio, los hombres no tienen sus papeles en reglas dentro del país, pero tampoco se les da la oportunidad de arreglar sus documentos o los deportan.

“Estos ciudadanos están desesperados y con toda razón, pero hasta el momento no hemos podido obtener respuesta de las autoridades venezolanas. No nos han dicho nada. Se nos ha dicho siempre que es un asunto de documentos, pero aún no hay orden ni de deportación ni de liberación”, dijo la cónsul colombiana en Caracas Martha Cecilia Ramírez a El Tiempo.

Los hombres aseguraron que si no les dan respuesta y una rápida solución a su situación se “amotinarían” y temen que los días sigan pasando sin saber qué va a pasar con ellos, ya que su liberación depende de que el Gobierno Venezolano desmienta sobre campamento paramilitar.

“Ya un par de policías nos han dicho que lo nuestro es una detención política”, dijo uno de los detenidos al medio a través de un contacto telefónico, pero pidió mantener su nombre en el anonimato.

“Uno de los policías en la Dirección de Delincuencia nos dijo que el señor presidente Maduro afirmó que consiguieron 92 ‘paracos’ y les mandaron (a los policías) a buscar gente. Me dijo exactamente que les ordenaron una operación para atrapar indocumentados y nosotros tuvimos la mala suerte de caer. Para soltarnos, el gobierno tiene que decir que se equivocaron. Esto es un falso positivo muy mal montado”.

Otro de los recluidos comentó que su situación jurídica “es inexplicable”, pues asegura que les dicen que “no están presos sino detenidos”; lo que signiificaría que es “un proceso administrativo y no judicial”. “¡Si nos van a deportar que nos deporten!”, exclamó.

Ambos son comerciantes informales y padres de familia, pero al no poder ejercer, han dejado a su familia con los escasos ahorros que tenían.

“Nuestras familias están pasando hambre, hacen cola para comprar el poquito de comida que nos pueden traer, los que trabajamos somos nosotros. Ya en mi casa no nos queda ni cinco, están sufriendo las mujeres y los niños”.

Sumado a ello, también se encuentra la salud de los apresados que apenas pueden seguir sus tratamientos para el control de dolencias como la diabetes y la hipertención.

“Por favor, que esto se sepa y que nos ayuden, si esto es político, le pedimos al presidente Juan Manuel Santos que se ocupe de nosotros, nos tiene olvidados”, pidió uno de los hombres.




Categoría: Venezuela | Claves: Colombianos Nicolás Maduro