Sindicalistas secuestran al director de la Alcaldía de Maturín en su despacho

Los tomistas rompieron la puerta de vidrio que da acceso al despacho para entrar por la fuerza a la oficina del director general, acción que hizo necesaria la presencia de un grupo de funcionarios de Polimaturín para resguardar y evacuar al personal afectado.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Nota de prensa

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El director general de la Alcaldía de Maturín, Antonio Goncalves, denunció que fue secuestrado durante la mañana de este miércoles junto al personal del Despacho del ayuntamiento, por parte del Sindicato Bolivariano de Trabajadores (Subtam).

“Esta es una situación violenta la que estamos viviendo en nuestras oficinas, ya que un grupo de trabajadores del sindicato bolivariano de obreros, por razones políticas y en las vísperas de las elecciones parlamentarias de este domingo 6 de diciembre, pretenden crear un caos que perjudique a la Alcaldía”, dijo Goncalves.

La toma ilegal de las instalaciones se produjo pasadas las ocho de la mañana y se prolongó hasta después del mediodía, tiempo en el que los empleados y obreros del despacho, junto al director general, fueron secuestrados por este grupo que lideró Yorlen García, alías “Yeyo”, reseñó una nota de prensa.

Los tomistas rompieron la puerta de vidrio que da acceso al despacho para entrar por la fuerza a la oficina del director general, acción que hizo necesaria la presencia de un grupo de funcionarios de Polimaturín para resguardar y evacuar al personal afectado.

“Nosotros nunca nos hemos opuesto al diálogo con los trabajadores, con quienes hemos mantenido buenas relaciones y les hemos cumplido los compromisos laborales en la medida que el Gobierno nacional ha bajado los recursos para honrar los ajustes salariales. Por esto rechazamos esta toma violenta y las agresiones de las que fuimos objeto tanto Armando Bonilla como Ramiro Toro y mi persona”.

El Palacio Municipal también fue desalojado por el sindicato, que obligó a los trabajadores de direcciones y departamentos como Consultoría Jurídica, Bienes, Compras, Tecnología e Informática, Catastro, Desarrollo Urbano, entre otras, a paralizar sus labores.