Situación de la economía venezolana, “producto de un modelo fallido”

Venezuela se mantiene en recesión económica, sumada a una "falta de confianza, falta de incentivos al sector privado, falta de transparencia de información pública y de distribución oportuna de divisas", lo que hace que "la crisis sea cada vez peor", sostuvo la economista Anabella Abadía.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La tarde de este viernes, tres reconocidos economistas venezolanos analizaron la situación económica de su país en el programa “Portafolio Global”, del canal de noticias estadounidense CNN En Español, a propósito de la fuerte devaluación del bolívar en el mercado cambiario paralelo.

Venezuela vive un “proceso de restricción agresivo que se ha traducido en problemas importantes de escasez, desabastecimiento y dificultades en la cadena productiva”

Anabella Abadía, economista del Grupo Consultor ODH, indicó que a la fecha “el billete de mayor denominación venezolano -100 bolívares (Bs)- puede comprar escasamente 25 centavos de dólar” estadounidense (USD), pues su cotización en el mercado no oficial es de Bs 423,39 por USD.

“Esto es producto de un modelo fallido” de economía “que se aguantó con un boom petrolero”, sostuvo Abadía, pero que hoy se encuentra con un barril petrolero “que está cayendo y se imprimen tantos bolívares que las consecuencias son evidentes”.

Indicó que Venezuela se mantiene en recesión económica, sumada a una “falta de confianza, falta de incentivos al sector privado, falta de transparencia de información pública y de distribución oportuna de divisas”, lo que hace que “la crisis sea cada vez peor”.

“IRRESPONSABILIDAD DE LAS AUTORIDADES”

Por su parte, Asdrúbal Oliveros, economista y director de la firma Ecoanalítica, afirmó que en el país bolivariano impera un “clima de desconfianza total hacia el Gobierno, porque prácticamente ha renunciado a realizar la política cambiaria“.

En tal sentido, consideró que los tipos de cambio oficiales vigentes: Bs 6,30 por USD a la tasa Cencoex, Bs 12 por USD a la tasa Sicad y alrededor de Bs 199 por USD a la tasa del Sistema Marginal de Divisas (Simadi) no están siendo asignados al público.

“Los valores oficiales de las divisas son prácticamente inaccesibles para la mayoría de los ciudadanos. Es por eso que el llamado dólar paralelo o no oficial es prácticamente la única forma que tiene el venezolano de acceder a las divisas y lo puede ver a través de una página web”, sostuvo.

Explicó que el precio del paralelo se calcula principalmente en base a las operaciones que se realizan en la frontera colombo-venezolana.

“El país está utilizando un dólar de frontera con toda las distorsiones que eso implica (…) y es esa tasa, de esas operaciones mínimas, la que se ha convertido en la marcadora de toda la economía”, agregó.

En esto, enfatizó el economista, hay un “altísimo grado de irresponsabilidad de las autoridades venezolanas por no establecer una política cambiaria creíble”.

En cuanto al flujo de divisas en la economía venezolana, Oliveros indicó que el sector privado “recibe 65% menos dólares de lo que recibía hace un año”, lo que deriva en un “proceso de restricción agresivo que se ha traducido en problemas importantes de escasez, desabastecimiento y dificultades en la cadena productiva”.

Asimismo, apuntó que el poder adquisitivo de los venezolanos se ha deteriorado vertiginosamente, pues para poder comprar los productos de la canasta básica “se necesitan 6 salarios mínimos”.

LA DEVALUACIÓN “MÁS INEFICIENTE POSIBLE”

Miguel Ángel Santos, profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa), consideró que el Simadi “le hace honor a su nombre”, pues “efectivamente es muy marginal; atiende menos del 1% de la demanda de divisas”.

Han llevado a la economía venezolana a esta enorme catástrofe, que es una macrodevaluación completamente innecesaria, por incapacidad política

Aseveró que el Gobierno necesitaba hacer una devaluación como consecuencia de la caída de los ingresos petroleros y “escogió hacerla de la manera más ineficiente posible, es decir, a un grupo privilegiado, muy cerrado, cercano al Presidente, le entregan dólares a 6,30, a 12 y en menor medida a 190 bolívares y el resto de la economía queda a la buena de Dios, a regirse por un mercado que en teoría es ilegal”.

Sin embargo, Santos señaló que lo que está más devaluado que el bolívar es “la confianza en el Gobierno, porque han prometido dos o tres veces lanzar un sistema cambiario libre y tienen un número de restricciones políticas que se lo han impedido y han llevado a la economía venezolana a esta enorme catástrofe, que es una macrodevaluación completamente innecesaria, por incapacidad política“.