Desbordamiento de ríos en Apure ha dejado más de 40.000 afectados

La diputada aseguró que el 98% de Guasdualito está inundado.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El desbordamiento de los ríos Arauca y Sarare, en el occidente de Venezuela, ha dejado más de 40.000 afectados en el estado Apure, fronterizo con Colombia, que presenta elevados niveles de inundación, especialmente la ciudad de Guasdualito, informaron hoy fuentes oficiales.

El director de Protección Civil de Apure, el teniente Freddy García, dijo a Efe que hasta el momento se contabilizan 41.105 personas “afectadas” por los desbordamientos de estos ríos que tenían varios días creciendo por causa de las lluvias que han caído en sus causes, reseñó la agencia EFE.

Son 1.019 familias las afectadas pero no son damnificados, se trata de una emergencia controlada y atendida”, aseguró García, que indicó que se han habilitado 13 refugios en la zona para dar asistencia a quien lo requiera.

SITUACIÓN EN GUASDUALITO “ES DESESPERANTE, 98% DEL PUEBLO ESTÁ INUNDADO”

La diputada por la Unidad a la Asamblea Nacional (AN), Miriam de Montilla, señaló que la situación por la inundación en Guasdualito, estado Apure, “es desesperante”.

Asimismo, dijo en una entrevista con César Miguel Rondón, transmitido en el circuito Éxito 99.9 FM, que el 98% del pueblo está inundado y pidió al gobierno decretar en estado de emergencia en la zona.

“Hacemos un llamado a la autoridades nacionales, para que declaren estado de emergencia en Guasdualito“, dijo la parlamentaria.

Sin embargo, denunció que desde “el gobierno se está politizando la emergencia en Guasdualito” y aseveró que “no es momento para discriminar por colores políticos”. Solicitó, además, que la Cruz Roja intervenga en la localidad.

Recalcó que farmacias, bancos y plazas se encuentran “bajo las aguas” y aseguró que no hay electricidad ni servicio de gas, no hay manera de que los afectados puedan cocinar sus alimentos, por lo que pidió a los Gobiernos central y regional que suministren a las familias comida ya preparada.