“Snoopy”, el sicario que usaba a menores para ejecutar a sus víctimas

La última misión de los jóvenes pagados por "Snoopy" era acabar con la vida de un importante empresario marbellí y de dos de sus escoltas a cambio de 30.000 euros (por persona).

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: ABC.es

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Tras arduas investigaciones, la policía española arrestó en Málaga a siete integrantes de una especia de “oficina de pagos” dirigida por el sicario colombiano conocido como “Snoopy” -también capturado-. Dos de ellos eran menores de edad.

De acuerdo con el diario ABC, su última misión era acabar con la vida de un importante empresario marbellí y de dos de sus escoltas a cambio de 30.000 euros (por persona). “Snoopy”, quien dio la orden a los jóvenes, también había pactado ese botín con los líderes de un cártel de su país de origen.

EL PLAN DE “SNOOPY”

Una vez en la Costa del Sol, alquiló una motocicleta para huir con rapidez tras cometer el delito. “Snoopy” o “Nene”, como se le conoce entre sus secuaces, pretendía cometer los homicidios siguiendo el sistema colombiano, donde suelen emplear menores de edad como “gatilleros”, para aprovechar su inimputabilidad, y motocicletas que les garantizan una fuga veloz. Ya había utilizado este método en otros tres delitos de homicidio, que presuntamente habría cometido en Madrid.

La investigación comenzó en 2014, cuando se tuvo conocimiento de que se estaba organizando una “oficina de cobro” en la capital española. Tras varias pesquisas se percataron de que su misión era matar a tres personas en la provincia de Málaga. Un plan que la Policía impidió al localizar y detener a los siete sicarios en una vivienda de La Cala de Mijas.


La operación fue ejecutada por la Brigada Central de Crimen Organizado de Udyco Central, de la Comisaría General de Policía Judicial, agentes de Greco Costa del Sol y Udyco Málaga, Marbella y Fuengirola, además de la Policía Judicial de la Comisaría de Distrito de Usera.

Se incautaron dos pistolas, dos subfusiles, cargadores, diversa munición, mil euros en efectivo, dos motocicletas de gran cilindrada, dos coches y diversos aparatos electrónicos e informáticos, así como cámaras de vídeo y fotografía, utilizadas para realizar vigilancias.

Categoría: Mundo | Claves: España sucesos