La convocatoria del 11 de abril de 2002 vs. 1ero de Septiembre de 2016

Dejó claro que por motivos de seguridad y por la migración de personas, no cree que mucha gente esté dispuesta a ir a marchar

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La MUD aspira que la “marcha a Caracas” del 1ero de septiembre supere la convocatoria de la del 11 de abril de 2002, “que para muchos ha sido la más multitudinaria que se ha realizado en el país”, según publica un reportaje del diario oriental El Tiempo.

Para el Secretario de la Unidad, Jesús “Chúo” Torrealba, la intención no es generar violencia sino presionar al CNE para que fije la fecha para la recolección de las firmas del 20% del electorado, necesarias para convocar el revocatorio.

El reportaje recuerda que la marcha del 11 de abril estuvo precedida por un paro de trabajadores y de empresarios, respaldado por la CTV y Fedecámaras. Luego, Pdvsa se sumó al paro a raíz del despido de la nómina mayor por parte del propio presidente Hugo Chávez el domingo 7 de abril. Ahora Pdvsa es “roja rojita” y hasta ahora, no ha habido pronunciamientos del Alto Mando Militar como los hubo hace 14 años.

Juan Barreto, quien en 2002 era diputado afirmó que en 2002, la oposición tenía apoyo en los medios de comunicación “contaba con figuras, anclas, y también tenía un soporte importante, un músculo en la Fuerza Armada Nacional; todos los días un militar se pronunciaba en la Plaza Altamira, pero ahora tiene un liderazgo debilitado y una base exhausta y ha cometido varios errores como sobrestimar el papel de la Asamblea”.

Para Barreto, el chavismo tiene convocatoria y presencia mediática, y advierte que “sería muy torpe” por parte de la oposición pretender generar violencia pues el Estado cuenta “con un aparato no sólo represivo, sino de movilización de ciudadanos”.

Por su parte, el exmiembro de la Coordinadora Democrática y exministro de Energía y Minas, Humberto Calderón Berti, expresó que “Actualmente existe un franco deterioro en el apoyo al Gobierno, salvo los grupos violentos”. En opinión del político, no habrán salidas espontáneas para defender al Gobierno. Sin embargo dejó claro que por motivos de seguridad y por la migración de personas, no cree que mucha gente esté dispuesta a ir a marchar.