“Fui un catalizador” del deshielo entre EE UU y Cuba

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, Estados Unidos. DPA) – El ex contratista estadounidense Alan Gross, que permaneció cinco años en una cárcel en Cuba por delitos contra la seguridad del Estado, aseguró que fue “un catalizador involuntario” del deshielo entre Estados Unidos y Cuba, en vísperas del primer aniversario de su liberación.

“Estoy contento de ser testigo de una nueva relación diplomática entre Cuba y Estados Unidos”, dijo Gross, quien fue liberado el 17 diciembre de 2014, el mismo día en el que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el histórico acuerdo para restablecer relaciones bilaterales, después de más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico.

Gross mostró a través de un comunicado su esperanza de que “esta nueva -e histórica- relación siga evolucionando de forma positiva”.

“Aunque fui un catalizador involuntario de este cambio, ahora espero ayudar a promover que continúen las buenas relaciones entre nuestros países y nuestros ciudadanos”, añadió el ex contratista.

“Desde que regresé a casa tras estar cinco años encarcelado en Cuba, me recuerdan una y otra vez que la libertad es felicidad”, señaló Gross, quien se considera “afortunado” de poder haber podido renaudar su vida en libertad con su mujer, Judy, después de permanecer encarcelado cinco años solo.

“Me siento bendecido por haber podido volver a reunirme con mis dos hijas, y pronto me convertiré en abuelo por primera vez”, anunció el excontratista, quien agradeció a todas las personas que rezaron e hicieron todo lo posible para lograr su liberación.

El encarcelamiento del contratista en Cuba era uno de los grandes obstáculos que había impedido en los últimos el acercamiento entre los dos países.

Gross, de 66 años, fue arrestado en diciembre de 2009 y condenado en 2011 a 15 años de cárcel por delitos contra “la integridad del Estado”. El gobierno cubano lo acusó de introducir al país sofisticados aparatos de telecomunicaciones prohibidos por la legislación cubana.

El ex contratista, de origen judío, trabajaba entonces para la agencia de desarrollo estadounidense Usaid. Gross asegura que los equipos estaban destinados a dar acceso a Internet a la pequeña comunidad judía en la isla.

Estados Unidos y Cuba reanudaron relaciones bilaterales formalmente el pasado mes de julio. El próximo 17 de diciembre, se cumple un año del deshielo entre Washington y La Habana.