La Navidad venezolana ya no es la misma por culpa de la inflación

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La Navidad ya no sabe a hallaca en Venezuela por la inflación que se viven en Venezuela.

Maritza Díaz, una septuagenaria, observa horrorizada los precios de los productos que se exhiben en un local del mercado de La Limpia en Maracaibo, en el occidente venezolano.

Díaz, no entiende como un kilo de queso madurado cuesta este segundo viernes del mes de diciembre, cerca de los 200 mil bolívares, cuando hace dos semanas costaba 80 mil bolívares. Los precios se duplican en cuestión de días o incluso horas, esto se conoce como hiperinflación.

Por este fenòmeno, Maritza y su familia no tienen el presupuesto para hacer la tradicional hallaca el venidero 24 de diciembre. “Ni las he oído nombrar en casa este año. Ya los pobres no nos podemos dar ese lujo”, mencionó la anciana, quien en épocas pasadas hacía hasta 150.

TRADICIONES MUTANTES

Adriana, una mujer de 48 años de edad, se ve molesta sòlo al preguntar por el precio de un cartón de huevos de 36 unidades, dicho cartón se ubica en los 180 mil bolívares, más del salario mìnimo en Venezuela. “Lo que habrá en la mesa es lo que el Señor Dios nos presente. Antes uno regalaba hallacas y era recíproco; te devolvían unos dulcitos u otras hallacas para probarlas. Ahora no hay pollo y ni conseguimos los ingredientes, y si los hallamos, están carísimos”, aseguró la mujer.

Nerio Ferrer, de 64 años de edad, dice recordar las navidades pasadas como “especiales”, indicò que en su casa sobraba la comida cada diciembre, “Ahorita no tenemos nada. Las hallacas están ‘en veremos’. Lo que ganamos no alcanza pa’ eso. Somos nueve personas en la familia y antes hacíamos como 80 hallacas. Vamos a tener que eliminarlas del menú”, mencionó melancólico el hombre.

Una encargada de ventas de especias citò: “No he visto la primera hallaca y tampoco las pienso hacer. Las comerán quienes tengan dinero para hacerlas”.

Norkari Novoa, aseveró que este año sus vacaciones serán más de verano que de las propias festividades navideñas.

NAVIDAD EN ASCUAS

Mildred Sandoval, quien es chef profesional, dijo que sus clientes le han encargado sòlo 30 hallacas durante los primeros días del mes de diciembre, cuando en años anteriores para estas fechasa ya tenìa pedidos de hasta 300 hallacas. “Hay mucha desmotivación. No parece Navidad, ni en compras de regalos, ropa o comida. No hay ese gusanito del espíritu navideño”, señalò Sandoval.

El precio de un kilo de aceitunas verdes oscila por el millón de bolívares, es decir, más de cinco salarios mínimos invertidos en apenas uno de sus ingredientes.

Tambièn contò que su esposo, anualmente hacía una cesta navideña para regalarle a los ocho empleados de su taller, pero que este año no se podìa seguir con dicha tradición. “No podemos regalar nada, este año menos que menos”, aseguró la experta en artes culinarias.

SAN NICOLÁS A DIETA

“San Nicolás está flaco este año en Venezuela. Rebajó de peso”, Darío Ramos suelta con ironía, sentado frente a su carnicería “Juan Darío”, declaró que se encuentra cansado de dar precios a clientes interesados en los pocos productos que exhibe en sus congeladores, como el cerdo, sin lograr mayores ventas.

“La gente te dice ‘no puedo’ y se van. Estos precios son un desastre. Es un golpe de Estado contra el pueblo para que no coma. La gente se va a morir de hambre”, apuntó el hombre.

José Joaquín Flores, vendedor de La Limpia, ve a diario como los consumidores se escandalizan con los precios de los productos y la escasez que hay, así reseñó El Nuevo Herald.




Categoría: Venezuela | Claves: Alto costos de los productos