Continúa la búsqueda del helicóptero desaparecido en Amazonas

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP).- La Fuerza Armada proseguía este domingo la búsqueda por aire, agua y tierra de los 13 tripulantes de un helicóptero militar desaparecido hace diez días en una zona selvática del sur de Venezuela, mientras los familiares esperan reportes oficiales con una mezcla de angustia y esperanza.

“Estamos súper angustiados, súper nerviosos, porque la búsqueda continúa, pero las condiciones climáticas la han complicado”, dijo este domingo a la AFP el coronel retirado Jesús Marcano, padre de uno de los ocupantes del helicóptero MI17V5.

La aeronave despegó en la víspera de Año Nuevo desde Puerto Ayacucho, estado de Amazonas, y perdió contacto con los operadores aéreos militares a unos 70 kilómetros del lugar de partida, informó la Fuerza Armada. Su destino era La Esmeralda, otra población de la región.

Marcano y su esposa se trasladaron a la zona, donde se han registrado fuertes lluvias, y aguardan noticias junto con otros familiares y allegados. “Yo de acá no me muevo”, expresó.

Versiones encontradas han circulado en la prensa local. El pasado jueves trascendió que la aeronave había sido encontrada con todos sus ocupantes con vida, pero ello fue desmentido.

“Venezuela (está) unida en oración y respeto por la vida. No es tiempo de ligereza (…). Esperemos con máxima responsabilidad la información oficial”, escribió ese día en Twitter el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

El ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, señaló el sábado en la noche en esa red social que, “con el mismo optimismo y fe”, continúa “la búsqueda de tripulantes y pasajeros del MI17“.

“El helicóptero no se estrelló, no fue derribado, se presume un aterrizaje forzoso, así que creemos que están vivos. Estamos preocupados, pero tenemos esperanza”, expresó Marcano, con el deseo de encontrar pronto a su hijo, el teniente Nieves Marcano.

El helicóptero estaba tripulado por nueve militares y cuatro civiles integrantes de una comunidad indígena, incluida una niña de cuatro años.