Hasta el mes de noviembre se han producido 15.166 fallas eléctricas

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Hasta el mes de noviembre de este año, se han producido en el país 15.166 fallas, el equivalente a 46 interrupciones eléctricas diarias, según informó Aixa López, de la directiva del Comité de Ciudadanos Afectados por los Apagones.

Las suspensiones del servicio eléctrico por largos periodos de tiempo siguieron presentándose aún cuando se recuperó el embalse de la central hidroeléctrica del Guri, en el estado Bolívar.

López destacó que los sindicatos de la Corporación Eléctrica Nacional, los expertos independientes y de la empresa estatal han advertido de la necesidad en mantenimiento predictivo, preventivo y correctivo a las instalaciones y redes, sin embargo, las autoridades no han reparado en sus observaciones, reseñó El Nacional.

Asimismo, la vocera cuestionó la respuesta ante las fallas del presidente de Corpoelec, Luis Motta Dominguez, por atribuirlas a casos de sabotaje. “Los grandes perjudicados son los usuarios, especialmente los del interior del país”, añadió.

“Ante la sordera oficial, los usuarios cansados no reclaman y asumen los costos de la reparación o reposición del aire acondicionado o la nevera dañados por los cortes de luz, pero insistimos a los ciudadanos en que se deben denunciar estas irregularidades”, expresó López, y a su vez aseguró que la empresa tiene la obligación legal de reponer los artefactos que hayan resultado perjudicados.

Según las estadísticas del Comité, Zulia, Amazonas, Nueva Esparta, Carabobo y Miranda fueron los estados más afectados durante los meses de octubre y noviembre como consecuencia de los incendios y otros accidentes ocurridos en las estaciones, que causaron ausencia del servicio de electricidad por un periodo de tiempo entre 12 y 13 horas.

En esos dos meses, Zulia contabilizó 452 fallas, Carabobo 344, Miranda 290, Nueva Esparta 266 y Amazonas 215.

DENUNCIAS LABORALES

Miles de trabajadores de Corpoelec se encuentran actualmente suspendidos de sus cargos por su tendencia política o tras ser señalados por las autoridades de la empresa como saboteadores. “Esa medida es muy injusta porque somete a estos trabajadores y sus familias a una situación económica desesperada, dado que la empresa no les paga el salario, el bono alimentación ni el HCM, entre otros beneficios, mientras dure el juicio penal o la decisión en las instancias laborales, procesos que se llevan meses y hasta años”, advirtió uno de los voceros sindicales que prefirió no revelar su nombre.