Asamblea Nacional pide al Gobierno la suspensión de armas para controlar protestas

La solicitud nace a raíz de los recientes acontecimientos que dieron como resultado el fallecimiento de tres personas y varios heridos.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Julio Borges en la Asamblea Nacional

(Caracas, Venezuela, DPA).- El jefe de la bancada opositora en la Asamblea Nacional venezolana, Julio Borges, instó hoy al Gobierno del presidente Nicolás Maduro a prohibir el uso de armas de fuego en la represión de manifestaciones, en un momento de estallido popular por falta de alimentos.

Borges dijo que el tema será debatido en la plenaria de la Asamblea, donde la oposición es mayoría, al alertar sobre el saldo de recientes protestas populares, con al menos tres muertos y varios heridos.

“Emplazamos al Gobierno a que no se utilicen armas de fuego en manifestaciones, ya que muchas personas resultaron heridas en manifestaciones simplemente por pedir alimentos”, señaló en una rueda de prensa.

En las últimas dos semanas se agudizaron las protestas y saqueos por falta de alimentos, dejando tres muertos, uno en Caracas, otro en la región de Táchira y otro en la localidad de Cariaco, en la región oriental de Sucre, donde un hombre de 21 años murió de un balazo en la pierna.

El incidente está bajo investigación de la Fiscalía General, que designó a dos fiscales para aclarar los hechos.

Borges alertó que las manifestaciones “están pasando todos los días en el país y el Gobierno cree que reprimiendo, enviado a la Policía Nacional y la Guardia Nacional (policía militarizada), va a tranquilizar a un país hambriento, cuando no ha podido resolver el asunto de los alimentos”.

“Vamos a emplazar a la Fuerza Armadas y a Nicolás Maduro para que se entienda de una vez que si el Gobierno impide que vengan medicinas al país (por un fallo judicial que anuló una ley de la Asamblea para atender la crisis en salud) y que va reprimir con balas, es el Gobierno el que está empeñado en una violencia que el país no quiere. El país lo que quiere es un cambio democrático”, aseveró.

Mientras, la organización no gubernamental Control Ciudadano, que maneja el tema de las Fuerzas Armadas, dijo en un comunicado que hace un año pidió a la Defensoría del Pueblo que intervenga en la modificación del contenido de una resolución sobre el uso de armas para enfrentar manifestaciones.

“El asesinato de tres personas en el marco de protestas en Venezuela, esta última semana, tiene entre sus causas, la aplicación de esta resolución por parte de efectivos policiales y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, denunció.

Explicó que la resolución, aprobada en enero de 2015, permite el uso de armas de fuego en el control de las manifestaciones y protestas pacíficas, violando la prohibición expresa que hace la Constitución al respecto.

Dijo que las víctimas mortales ocurridas en Caracas, Táchira y Sucre fueron a consecuencia de disparos hechos por “efectivos policiales y militares en el control de manifestaciones y protestas, en el marco de hechos donde han resultado más de 10 personas heridas por perdigones y balas”.

“Esto nunca ha debido ocurrir. Preocupan a Control Ciudadano, las evidencias de desprofesionalización en el control de manifestaciones y protestas en Venezuela, por parte de efectivos militares y policiales, a pesar de la cuantiosa dotación de equipos antimotines y antidisturbios adquiridos en China, por parte del gobierno, en los dos últimos años. Siendo más notable la desprofesionalización, en el interior del país”, recalcó.

Asimismo, pidió que se realice una revisión inmediata de las reglas utilizadas por policías y militares en el control de manifestaciones, para adaptarlas a los estándares de respeto a los derechos humanos.