Crónica: entre empujones, la prensa también llegó a la AN

“Dejen entrar a la prensa”, se escuchaba poco después de las 8:00 am, mientras los periodistas esperaban ansiosos para ingresar a uno de los lugares que por varios años había estado cerrado para ellos

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Como niño con juguete nuevo se encontraban los tantos y tantos medios de comunicación social que se dieron cita hoy en la sede del Parlamento de Venezuela, para transmitir al país el inicio de un período legislativo que se dio con la accidentada juramentación de la nueva directiva, encabezada por el político de dilatada experiencia, Henry Ramos Allup.

“Dejen entrar a la prensa”, se escuchaba poco después de las 8:00 am, mientras los periodistas esperaban ansiosos para ingresar a uno de los lugares que por varios años había estado cerrado para los medios privados del país, pero también para los internacionales.

Cámaras de todos los tamaños acompañadas por sus respectivos camarógrafos, se dejaban ver en la Esquina de Pajaritos, el único acceso permitido para el ingreso de la prensa, los trabajadores del Parlamento, los Diputados e incluso para el personal de seguridad. “Dejen pasar a los trabajadores, quiten a la prensa de la entrada”, dijo uno de los trabajadores de la Asamblea Nacional, pero los periodistas se vieron entre sí con una misma pregunta: “¿Acaso no estamos nosotros trabajando?”.

SIN PERDER DETALLES

Los diputados opositores poco a poco fueron llegando, mientras a gritos un solo hombre abiertamente identificado con el Gobierno decía: “Con colas y escasez con Maduro me resteo”. Ante esto, los parlamentarios hicieron caso omiso y continuaron su marcha frente a la mirada expectante de los presentes.

“¡Esto es un desastre!”, decían algunos colegas periodistas, que no perdieron la oportunidad de recoger esas impresiones momentos antes de que los diputados de un bando y otro se proclamaran tras ganar los comicios parlamentarios de diciembre del año pasado.

“No le vamos a dar jamás un cheque en blanco a nadie, ni a nosotros mismos. No le vamos a pedir al Presidente que se le arrodille a nadie, pero cuidado, esta Asamblea tampoco se le va a arrodillar a nadie”, dijo el primer vicepresidente de la AN, Enrique Márquez, antes de su ingreso al Parlamento.

En este sentido, comentó a los periodistas presentes que “si el Ejecutivo se empeña en seguir con el mismo camino de catástrofe, tenemos que advertir al pueblo que debemos pisar el acelerador para entonces generar un cambio completo en Venezuela”.

Por su parte el diputado Tomás Guanipa, indicó que la juramentación de hoy tiene que llenar a todos los venezolanos de esperanza pero también de compromiso. “La crisis que está viviendo Venezuela es muy grave, y eso tiene que tener de parte nuestra una actuación seria, moderada y contundente que pueda permitir que los venezolanos se unan en proyectos comunes para afrontar el drama económico, político y social que vive el país”.

Entre una cosa y otra, seguidores de la oposición instalados en la Esquina de Pajaritos, respaldaron a los 112 electos por voto popular y advirtieron a los dirigentes chavistas que se apersonaron, que “llegó el cambio” y “que se preparen todos porque el nuevo Presidente de Venezuela será Leopoldo López”.

PUDIMOS ENTRAR… A EMPUJONES

A empujones los periodistas lograron entrar al Hemiciclo pero con fuertes limitaciones, ya que el espacio determinado para la prensa quedó pequeño, prácticamente estaban uno sobre otros. Muchos medios ni siquiera pudieron llegar al palco puesto que el mismo se encontraba atiborrado de comunicadores.

El equipo de Sumarium permaneció por momentos entre el palco de prensa y la entrada del Hemiciclo Legislativo, por donde desfilaron opositores, chavistas, Gobernadores, invitados internacionales, e incluso las esposas de presos políticos como Patricia de Ceballos y Lilian tintori.

“Vengo en representación de Leopoldo López, él debe estar con una sonrisa en la cara y con el pecho lleno de orgullo por sus hermanos de la Unidad, hemos logrado rescatar la Asamblea Nacional… que van a dar soluciones a los problemas de los venezolanos y que van a llevar la Ley de Amnistía para liberar a los 76 presos políticos”, dijo Lilian Tintori, visiblemente emocionada por el acto político que hoy marcó la historia de Venezuela.

“Tenemos que actuar con madurez y con respeto para la búsqueda de los problemas de los venezolanos… El país cambió, hay otro ambiente, ya hemos cambiado”, precisó mientras entraba al Hemiciclo.

Una vez iniciada la sesión, el diputado electo por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Omar Barboza, se encargó de nombrar la propuesta de junta directiva que llevará las riendas del Poder Legislativo durante el primero de los 5 años, según lo estipula el reglamento, pero antes, saludó a los presentes y de manera muy especial a los medios de comunicación presentes.

La propuesta de la bancada opositora, fue sin duda respaldada por los diputados suplentes que se encontraban en una sala apartada, quienes gritaban: “¡Libertad!”, “¡Somos mayoría!” y “¡Llegó el cambio!”.

Y ASÍ CULMINÓ EL DÍA MÁS ESPERADO…

Como era de esperarse, la confrontación no tardó y tras la juramentación de la nueva Junta Directiva liderada por el diputado de Acción Democrática Henry Ramos Allup, junto a Enrique Márquez en la primera vicepresidencia y Simón Calzadillo como segundo vicepresidente, los medios pudieron captar el momento en el que los ánimos se calentaron y casi a los golpes se iban los diputados de un bando y otro.

Este momento terminó con el retiro de los 54 diputados chavistas quienes aseguraron que la actual mayoría de la AN violentó el reglamento, sin embargo, el incidente no frenó la continuidad del evento, ni el discurso del diputado Julio Borges quien planteó la agenda por la cual se regirá el nuevo Poder Legislativo. Tampoco el posterior discurso de Ramos Allup, que al parecer le pondrá un toque de sarcasmo y humor al Parlamento, ejemplo de ello el momento en el cual se dirigió a los parlamentarios chavitas recitando un verso.

“No te remontes tan alto, prenda de mucho valor, que al árbol que mucho sube, le tumba el viento la flor”. 

Y fue así como en esta oportunidad los venezolanos pudieron ver minuto a minuto lo que ocurría dentro y fuera de la Asamblea Nacional, no solo a través de un medio, sino de varios que entraron gracias a la promesa cumplida de la nueva mayoría.

Crédito: Angélica Barreto / Sumarium

Crédito: Angélica Barreto / Sumarium

Crédito: Angélica Barreto / Sumarium

Crédito: Angélica Barreto / Sumarium

Crédito: Angélica Barreto / Sumarium