Venezolanos “viven para reparar” tras el colapso de la industria automovilística

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela | Redacción Sumarium).- Adolfo Bolívar ha manejado por las calles de Caracas la mayor parte de su vida, transportando venezolanos a través de la ciudad. Últimamente el conductor vive lleno de grasa, metido a diario en el bloque de su motor tratando de mantener su minibus en la carretera.

“Vivíamos para conducir, ahora vivimos para reparar”, dijo Bolívar a Fabiola Zerpa y Andrew Rosati, periodistas de la cadena Bloomberg.

En Venezuela, que actualmente cuenta con las mayores reservas de petroleo del mundo, y que ha presumido en el mundo los bajos precios del a gasolina, son cada día mas escasos los consumidores que pueden disfrutar “la gasolina más barata del mundo” mientras la flota de vehículos del país lentamente se detiene.

Foto: Bloomberg

Las lineas de transporte público operan a la mitad de su capacidad, y las familias abandonan sus automóviles porque ni siquiera en chiveras se consiguen repuestos para mantenerlos operativos. Mientras, la escasez de divisas pone los precios de los vehículos nuevos lejos del alcance de la mayoría, sólo los ricos pueden acceder a ellos.

Reportes aseguran que la capacidad instalada de la industria automotríz del país es de 250.000 unidades al año, pero sólo 331 vehículos se ensamblaron en el país el mes pasado, según Cavenez. Muy por debajo de los 12.000 vehículos producidos mensualmente en 2007.

No son solo vehículos. La pésima gestión económica, junto a la estrepitosa caida de los precios de petróleo (mayor fuente de ingresos del país) ha generado una escasez en todos los niveles: desde medicinas hasta uan simple hogaza de pan.

Foto: Bloomberg

Esto ha dejado a la gente con pocas opciones. “Es preferible sacrificar su carro que su estómago”, dijo Rafael Riera, un contador de 64 años de edad que vive en Guatire, y quien desde 2008 tiene su Chevrolet Aveo montado en bloques por falta de repuestos.

Es una situación generalizada. La escasez de dólares esta llevando a records negativos la producción del sector automotriz de Venezuela.

Para leer el artículo original de Bloomberg, ingresa aquí. (Inglés requerido)