La búsqueda de efectivo cada vez es más difícil en el país

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Para los venezolanos, se ha vuelto un desafío poder retirar dinero en efectivo en las entidades bancarias del país.

Desde tempranas horas de la mañana las personas se instalan a las afueras de los bancos para poder retirar la suma que se esté entregando ese día, sin embargo, los montos son muy bajos y las quejas son cada vez más.

Según el diario Panorama, los clientes de las instituciones financieras denuncian que la cantidad de retiro de billetes disminuyó hasta un 50%.

Los montos entregados varían desde 10.000 a 50.000 bolívares al día y muchas veces a la semana, dependiendo de la cantidad de remesa que posea la agencia bancaria en bóveda.

Para muchas personas es casi imposible hacer las largas colas que se forman hasta las afueras de las agencias, debido a que disponen de poco tiempo libre en sus labores y muchas veces al llegar al banco ya no hay efectivo.

Algunos ejecutivos bancarios declararon al portal marabino que se han visto en la obligación de reducir el monto de retiro diario en vista de que el Banco Central de Venezuela (BCV) no les provee de suficientes billetes y la frecuencia de remesas que se recibía por semana ahora es menor.

Un trabajador de una entidad bancaria en Maracaibo acotó que otro factor que influye negativamente en esta problemática es que la cantidad de depósitos prácticamente ha desaparecido lo que hace que los bancos ya no cumplan su proceso de recibir y entregar dinero normalmente.

Asimismo, añadió que el pago de los bonos del Estado han incidido en la entrega puesto que las personas que lo reciben quieren convertir ese dinero en efectivo y no hay suficiente moneda para cubrir esa entrega.

Algunos clientes piden a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) evaluar esta situación porque las cantidades que pueden retirar por día no son suficientes para cubrir gastos diarios como pasaje, entre otras necesidades básicas.