La reunión que le faltó a Corker

“Venezuela se dirige hacia tiempos muy difíciles que conducirán hacia un sufrimiento aún mayor de su pueblo".

“Nicolás Maduro se rehusó a recibir al senador Bob Corker”. Crédito: Reuters.
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)- Luego de cuatro días de estadía del presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, Bob Corker, en suelo venezolano, este jueves regresó a Norteamérica “con un sabor agridulce por no haber podido reunirse con el presidente de la República, Nicolás Maduro”.

De acuerdo a una publicación del diario elnuevoherald.com, el mandatario nacional venezolano se habría “disgustado por la filtración de información sobre el encuentro” entre este y el norteamericano.

Como resultado “Nicolás Maduro se rehusó a recibir al senador Bob Corker” lo que habría significado un gran paso para el acercamiento entre Venezuela y Estados Unidos.

Al parecer el presidente venezolano “hizo esperar a Corker por varias horas y al final no lo recibió pese a que la reunión había sido programada con varios días de anticipación”.

“Maduro estaba muy molesto porque la información se había filtrado y porque no podía manejar los anuncios y la información como él quería. Al final pensó que había sido el mismo senador que había filtrado la información y decidió no reunirse con él”, afirmó la fuente al medio de comunicación.

Senador Bob Corker. Crédito: Reuters

El director ejecutivo de la firma de asesores Inter American Trends, Antonio De La Cruz, opinó que “era un gran puente, para un acercamiento con Estados Unidos, que le habían tendido. Y terminó echándolo a la basura”.

Bob Corker al regreso a su país aseveró: “Venezuela es un país con un gran potencial desaprovechado y abundantes recursos. No obstante, es muy triste ver que el errado sistema político y las erradas políticas económicas del país han colocado a Venezuela en un camino tan destructivo”

Enfatizó sobre “la gran necesidad de que los diferentes actores en Venezuela consigan una formula en común que permita adoptar el libre mercado y una política fiscal disciplinada además de respetar los derechos humanos y el estado de derecho”.

“Venezuela se dirige hacia tiempos muy difíciles que conducirán hacia un sufrimiento aún mayor de su pueblo, que se merece una suerte mucho mejor”, señaló.