Macaulay: “Trump no ha mostrado la decencia básica para ocupar la Casa Blanca”

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El abogado y analista político republicano Bob Macaulay conversó con Sumarium radio sobre la crisis por la que está atravesando el partido republicano tras la aparición de un video de hace una década en el cual el candidato republicano denigra de mujeres y se ufana de poderlas tocar en su partes íntimas por ser un hombre famoso.

El abogado republicano reconoció que el video fue algo terrible política y moralmente, sobre todo porque comprueba que Donald Trump es una persona éticamente cuestionable y provocadora, una celebridad de reality shows que definitivamente no es presidenciable, porque le falta la integridad y la dignidad para ser Presidente de la república. “Puede ser que una celebridad hable así, pero no alguien que aspire llegar a la Casa Blanca. Se trata de una persona sin principios, que ataca cuando lo atacan y adula cuando lo adulan”, asevera.

Para Macaulay, la única opción que tiene el partido republicano para superar esta crisis es defender los principios que lo han caracterizado y que son los que el país necesita, pues son los que han hecho grande a los EE.UU., y que no son los del partido demócrata de Barack Obama y Hillary Clinton que propugna un gobierno grande, burocracias, dependencia, estancamiento económico, elementos que son parte del fracasado modelo europeo. Reconoce que Donald Trump ciertamente ha criticado el lado demócrata y levantado ciertas demandas legítimas como que la clase media está sufriendo y el país está debilitado externa e internamente, pero que eso no lo califica para ser Presidente por lo cual le corresponde al partido republicano defender calladamente sus principios.

Según el abogado “el milagro sería que si Donald Trump quisiera salvar la situación dijera que se retira a favor de Mike Pence, que se queda en la boleta pero que una vez ganada la presidencia renunciará a favor del Vice Presidente, pero es algo que evidentemente no va a ocurrir”.

Explica que, en su opinión, “no hay como defender a Donald Trump. Hillary Clinton tiene sus defectos, es una mentirosa y corrupta, pero dentro de la corriente normal y es una persona preparada. Donald Trump en cambio no ha mostrada la decencia básica para ocupar la Casa Blanca con la dignidad que este país necesita. Y agrega que si bien Trump ganó la nominación, después de lograrlo tenía el chance de hacerse presidenciable y jugar el papel de persona responsable, portavoz y líder del partido. Y por eso el partido y su liderazgo se unificaron en torno a él, por lo cual le correspondía hacer su parte. Sin embargo, Trump decidió seguir siendo Trump, e incluso adoptar un discurso de caudillo, de hombre fuerte y culto a la personalidad que no es es propio del sistema político de EE.UU.

Reconoce que “Donald Trump comportándose como lo está haciendo ahora, simplemente no puede ganar”. Y concluye diciendo que su preocupación no era que ganara, sino el desastre que iba a traer al partido. “La única manera de ganar la Casa Blanca era que se comportara de manera presidenciable responsable”, preparando para criticar con detalles y hechos, diciendo la verdad y no exagerando o mintiendo. Y concluye “si hubiera hecho la campaña correctamente hubiera podido ganar. Pero como decidió seguir siendo Donald Trump el provocador, el resentido, y fiel solamente a su base de gente resentida, ha provocado esta crisis que ha llevado al partido a la actual situación de desastre”.