Padre enterró a su hijo en el patio de su casa al no contar con recursos

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Haces dos años llega la felicidad al hogar de una familia humilde y trabajadora, el nacimiento de un pequeño inundó de alegría a los padres de la criatura que lo criaron y le dieron amor con lo poco que tenían, pero para ellos siempre fue más importante cuidar de él.

Poco a poco su estado de salud fue deteriorándose a causa de una enfermedad, específicamente en su estómago. Desde un tiempo, unas desagradables criaturas hacían daño en los intestinos del bebé. Se trataba de lombrices.

Los padres buscaron métodos naturistas para sanar al infante, pero los indeseados huéspedes se habían alojado en su cuerpo nutriéndose de las vitaminas y minerales que impedía el crecimiento sanamente. Una mañana, su padre se levantó y se percató que no respiraba. El pequeño de apenas dos años falleció producto de las lombrices que le carcomieron su intestino, así reseñó La Patilla.

Luego de horas de lamentos, su padre junto alguna piezas de madera para hacerle una urna de la manera más dulce y conmovedora, para darle cristiana sepultura a su hijo. El mismo decidió enterrarlo en el patio de su casa, donde recordó, por un lapso de tiempo, los poco momentos que vivieron juntos durante apenas dos años de vida.

El padre se dirigió para la alcaldía para formular el acta de defunción, pero se le fue negada. Al lugar llegaron los detectives del Cicpc Subdelegación Boconó a interrogar al padre del occiso, pero éste no tenía nada que ocultar. Los efectivos se dirigieron a una pequeña y sencilla vivienda ubicada en el sector La Peñita de la parroquia Niquitao.

Allí este les indicó a las autoridades donde fue que sepultó a su pequeño. Estos los desenterraron y trasladaron a la morgue del Hospital “Dr. Pedro Emilio Carrillo” de la ciudad de Valera, donde la mañana de ayer se le realizó la autopsia regida por la ley y se constató que el niño había perdido la vida a causa de parasitosis intestinal.

El padre jamás le puso un dedo encima a su hijo para hacerle daño, en la necropsia no se revelaron signos de violencia ni demás maltratos. Simplemente la humilde pareja no contaba con los recursos necesarios para costear los gastos fúnebres y tomaron la decisión de sepultarlo ellos mismos tras no contar con la ayuda de los entes competentes.




Categoría: Venezuela | Claves: Boconó Trujillo