Activos cayeron en USD 11,2 millardos en primer semestre

Bank of América Merrill Lynch advirtió que "la velocidad con la que se están agotando continúa poniendo nerviosos a los inversionistas".

Para BofA, el país puede sostenerse durante los próximos dos años, pero aclara que le resultará "claramente insostenible". Crédito: Jorge Dan Lopez/ Reuters
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Bank of América Merrill Lynch (BofA) actualizó su “Red Book” (libro rojo) de la economía venezolana para el segundo trimestre del año y calculó que los activos totales del país petrolero, que pueden ser vendidos para conseguir dinero fresco, cayeron en 11,2 millardos de dólares durante el primer semestre.

BofA indicó que actualmente esos activos suman 61,1 millardos de dólares, pero advirtió que “la velocidad con la que se están agotando continúa poniendo nerviosos a los inversionistas”.

Venezuela, afectada por una profunda recesión de su economía, una elevada tasa de inflación y la escasez de bienes esenciales, ha hecho uso de esos activos para paliar los efectos del desplome de los precios del crudo que redujo a la mitad sus ingresos en dólares.

El banco estadounidense señaló que, según sus cálculos, el déficit fiscal podría alcanzar 20,2 millardos de dólares al cierre de 2015, y estimó el déficit del sector público en 17,4% del Producto Interno Bruto (PIB) y de cuenta corriente en 4,5% del PIB.

Bank of América refiere que el país ha perdido en los dos últimos años un total de 43,1 millardos de dólares, según sus cálculos, por concepto de ingresos petroleros.

Precisa que aún con un ajuste en las importaciones de bienes y servicios, la disminución de los envíos de barriles petroleros a los países miembros de Petrocaribe y la salida de capitales, que implicaría un recorte de 31,7 millardos de dólares para finales de 2015, el país igual deberá financiar una brecha de 14,1 millardos de dólares.

“Si no se realizan más recortes en las importaciones y se efectúan otros ajustes, el país necesitará 20,2 millardos de dólares en fondos cada año para poder financiar esta brecha”, agregó la entidad bancaria.

BofA cree que aún en esas condiciones el país puede sostenerse financieramente durante los próximos dos años, pero aclara que le resultará “claramente insostenible”.

El banco calculó que la deuda externa de Venezuela para el cierre de 2015 alcanzaría 56,6% del PIB, mientras que para 2016 estimó el servicio de la deuda de la República y de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por el orden de los 10.059 millones de dólares.

BofA mantuvo una contracción del aparato económico de Venezuela en 4% y estimó una inflación de 202,5% al cierre de 2015. En el área de consumo, calculó una caída de 3,8%.

Bank of América Merrill Lynch también ofreció algunos datos sobre la caída de importaciones y detalló que, en los primeros cuatro meses del año, las compras externas de Venezuela cayeron 9,1% si se compara con el mismo período del año anterior.

“Si se mantiene esta tasa de contracción en las importaciones en lo que resta de 2015, Venezuela podría llevar a cabo una de las reducciones en compras externas más grande de la historia”, advirtió la entidad estadounidense, que no negó que reduciendo sus importaciones el país puede sostener la capacidad de pago de las obligaciones del servicio de la deuda externa.