Apelarán sobreseimiento a siete empleados de Pdvsa por contrabando

La situación irregular fue detectada el 6 de septiembre de 2015 en el buque Negra Hipólita.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Ministerio Público apelará la decisión de la Juez 34º de Control del Área Metropolitana de Caracas, Dayanara González, quien decretó el sobreseimiento de la causa que se le sigue a siete empleados de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Según el reporte del Ministerio Público los siete empleados de la empresa del Estado son acusados por su presunta responsabilidad en el contrabando de 50 mil barriles de combustible.

La situación irregular fue detectada el 6 de septiembre de 2015 en el buque Negra Hipólita, justo al momento que iba a zarpar del muelle de la Refinería Cardón, ubicada en la Península de Paraguaná, Falcón.

El pasado miércoles, la jueza González declaró la inadmisión de la acusación y en consecuencia decretó el sobreseimiento del caso por considerar que el delito de contrabando agravado no existió.

La jueza explicó que el crudo no fue extraído del territorio nacional, algo que defiende el artículo 20, numeral 14 de la Ley sobre el Delito de Contrabando, el cual señala:

Se entiende por contrabando agravado: “Transporten, comercialicen, depositen o tengan petróleo, combustibles, lubricantes, minerales o demás derivados, fuera del territorio aduanero o en espacios geográficos de la República, incumpliendo las formalidades establecidas en las leyes y demás disposiciones que regulan la materia”.

Por su parte los fiscales Arturo Romero y Ana Enríquez, ejercerán el recurso conforme a lo que establece el Código Orgánico Procesal Penal, considerando que el apartado número 3 de la citada ley refiere que aun cuando la mercancía o bien no sale del país, es un delito consumado por el solo hecho de intentarlo.

Los acusados son Abed Valbuena Vargas, Esarvy Jiménez Rivero, Rito Arends Perozo, José Romero Aldama, Douglas Ramírez Ibarra, Romain Hidalgo Velásquez y Abraham Castillo Rincón.

Los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional recibieron una información por parte de otros trabajadores de la donde notificaron que se había detectado una irregularidad en cuanto al volumen de la carga de combustible que iba a trasladar el buque Negra Hipólita.

Los efectivos realizaron una inspección y localizaron un cargamento de 60 mil barriles, de los cuales solo 10 mil estaban autorizados por la estatal petrolera.