Inestabilidad y desconfianza salen de la caja de Pandora de la corrupción

-"Cuando el afán de hacer plata se mete adentro de la política nos mata a la izquierda", Pepe Mujica.

Protestas en Guatemala tras escándalo de corrupción. Foto: Reuters/ Jorge Dan Lopez.
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bogota, 12 de mayo. EFE).- Como una “caja de Pandora”, la corrupción cuando se destapa rara vez permite que las cosas sigan como estaban y así la inestabilidad y la desconfianza en los políticos se han instalado en algunos países de América Latina.

El mejor ejemplo, y a la vez la mayor sorpresa, es Chile, considerado uno de los países políticamente más estables de la zona, el cual se encuentra en una encrucijada política poco más de un año después de que Michelle Bachelet asumiera su segunda Presidencia.

La presidenta socialista, ante la crisis de confianza surgida a partir de varios escándalos de corrupción y de tráfico de influencias, uno de los cuales protagonizado por su hijo y su nuera, y también ante su pérdida de popularidad, cortó por lo sano e hizo un cambio total de su gabinete.

También se ha puesto al frente de una cruzada por la probidad y la transparencia que comprende reformas de las leyes, incluida la Constitución heredada del régimen de Augusto Pinochet.

En Guatemala la corrupción ha puesto en una situación difícil al Gobierno de Otto Pérez Molina en un año políticamente agitado, pues las elecciones generales están previstas para septiembre.

Roxana Baldetti renunció el pasado viernes a la Vicepresidencia de Guatemala, según dijo por no dañar al Gobierno y a la democracia, aunque defiende que no tiene nada que ver con una trama de contrabando y defraudación fiscal presuntamente dirigida por Juan Carlos Monzón, que era su secretario privado y actualmente está prófugo de la justicia.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), cuyo mandato acaba de ser prorrogado por dos años, es el órgano que ha destapado la “caja de Pandora” de la corrupción, algo siempre positivo pero con efectos desestabilizadores, porque toca a las altas esferas del poder.

La magnitud del fraude y el rango de los funcionarios detenidos han indignado a los guatemaltecos de una manera nunca vista.

Los analistas de la organización internacional Crisis Group creen que las investigaciones de la CICIG “están cambiando la percepción popular de que las redes criminales de Guatemala son inexpugnables”.

La connivencia de políticos y empresarios para lucrar está en el origen de los casos de Chile y Guatemala al igual que en el de Brasil, donde la presidenta Dilma Rousseff, que inició su segundo mandato consecutivo en enero, está también en un momento crucial.

Una gran escándalo de corrupción en la empresa insignia del país, la estatal Petrobras, ha puesto al descubierto un entramado de acciones de políticos, directivos de la petrolera y empresarios de la construcción para obtener dinero.

El escándalo ha hecho un “agujero” en las cuentas de Petrobras y ha vuelto a generar desconfianza en los manejos del Partido de los Trabajadores (PT) para obtener financiación, que ya estaban en tela de juicio desde el gran escándalo conocido como el “mensalao”, correspondiente a la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva.

Cuando el afán de hacer plata se mete adentro de la política nos mata a la izquierda

“Cuando el afán de hacer plata se mete adentro de la política nos mata a la izquierda”, dijo recientemente el expresidente de Uruguay José Mujica, quien ha armado un gran revuelo con sus declaraciones a los autores del libro “Una oveja negra al poder”, publicado este mes, en el que habla del “mensalao”.

En sus páginas Mujica dice que Lula le confió que había lidiado con “muchas cosas inmorales y chantajes” durante sus años como presidente de Brasil y ante el eco que esas palabras tuvieron sobre todo en Brasil, matizó después y dijo que está seguro de que el hoy expresidente de Brasil no sabía de la trama de corrupción en el PT.

Después en una entrevista con el diario madrileño El País Mujica reflexionó acerca de “por qué prolifera tanto la corrupción”.

“Tenemos un flagelo adentro de carácter ético”, afirmó en una entrevista con el diario El País de España en la que consideró “inexplicable” lo que ha pasado en Brasil.

También puso como ejemplo el caso de Argentina y concretamente el del vicepresidente Amado Boudou que está procesado por corrupción y continúa en el puesto.

Argentina, como Brasil, es uno de los países latinoamericanos donde, según las previsiones de varios organismos, la economía no crecerá este año.

Rousseff ya ha adoptado medidas de ajuste del gasto público, lo que sumado al caso Petrobras le ha hecho perder apoyo popular, pero en Argentina la atención está puesta en las elecciones de octubre y no en la economía.

La presidenta Cristina Fernández no puede ser reelegida y el candidato de Gobierno, Mariano Recalde, acaba de sufrir un gran revés en las primarias en la capital.

La Justicia argentina, además, investiga a una empresa hotelera de la que la presidenta Fernández y otros miembros de su familia son accionistas por posible delito de administración fraudulenta y negociaciones incompatibles con la función pública.