Alarma en Cali por alquiler de jeringas para consumo de estupefacientes

- Las jeringas se pueden conseguir en alquiler por 100 o 300 pesos.

- Voluntarios del Centro Escucha de Samaritanos, que interactúan en Sucre con al menos 70 de estos jóvenes entre 15 y 20 años, detectaron la situación.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– En la esquina de la calle 18 con carrera 14, en el barrio Sucre, en el centro de la ciudad de Cali, hombres jóvenes y mujeres se reúnen en este lugar en busca de dosis de heroína.

De acuerdo con el diario El Tiempo algunos la consumen inhalada, pero particularmente a ‘este punto’, al que sus usuarios llaman la esquina del ‘H’, se da el encuentro de quienes se inyectan.

En este lugar el propósito de jóvenes adictos, que encuentran en el papel y el cartón un modo de vida, son los 5.000 pesos que les cuesta un gramo de la droga y los 500 pesos que les vale la jeringa, necesarios para su trance, una rutina que se repite una y otra vez.

Pero cuando no hay suficiente dinero, las jeringas se pueden conseguir en alquiler por 100 o 300 pesos. 

Son buscadas entre materas o tiradas en la calle, prestadas o arrebatadas a los que en medio de su éxtasis las descuidan. Para algunos, son ‘tesoros’ que se guardan en los bolsillos por días. Y se repite como un círculo que expone a estos adictos a otros males.

A lo mejor no se puede evitar que consuman, pero sí hacer algo para que no empeore su calidad de vida.

Voluntarios del Centro Escucha de Samaritanos, que interactúan en Sucre con al menos 70 de estos jóvenes entre 15 y 20 años, detectaron la situación.

“Son personas que no tienen normas de higiene, son habitantes de calle. De dos males, el menor, a lo mejor no se puede evitar que consuman, pero sí hacer algo para que no empeore su calidad de vida y no se contagien de enfermedades”, dice el padre José González, vicario y líder de los Samaritanos de la Calle, quien alarmado por la situación, planteó ante el Ministerio de Justicia la necesidad de que en esa esquina de Cali, se adelante un programa que mitigue el riesgo de contagio de enfermedades como VIH y hepatitis.

Por su parte, la directora Estratégica y Análisis del Ministerio de Justicia, Martha Paredes, reconoció que la inquietud ha puesto el tema en el tablero y Cali quiere ver cómo se interviene en el tema del alquiler de jeringas y se explora la posibilidad de entregar kits como una réplica de un programa que avanza en Pereira.

También Fernando Gutiérrez, secretario de Salud del Valle, ha dicho que la problemática preocupa y es tema de análisis del Consejo Departamental de Estupefacientes.

De acuerdo con El Tiempo, la secretaría le está dando una mirada al programa Cambie, que se realiza en Risaralda. Este consiste en recibir de parte de los adictos una jeringa usada para, a cambio, entregarles un kit que contiene una jeringa, isopañil, agua, cura y cazoleta. Las autoridades ahora tratan de determinar si es posible su implementación con pilotos en el barrio Sucre, en Cali, y Yumbo, en la zona de discotecas.

Categoría: Mundo | Claves: Cali Colombia