Madre del niño asesinado en Caricuao dice que lo entregó por una “deuda por drogas”

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El pasado sábado 2 de Septiembre, un niño de dos años se “desapareció”, cuando se encontraba en la vivienda de la actual pareja de su madre, en Caricuao. Muchas versiones giraron en torno a la “supuesta desaparición”,que fue secuestrado por una banda roba órganos, un viaje a Panamá en el que la pareja no podía ir con el menor, y los familiares de la mujer dijeron que era por una deuda de droga.

La madre del menor, Iraida Zaiter Mendoza, de 19 años, al verse acorralada, contó lo que había sucedido con su hijo, la tarde de ese sábado.

La mujer confesó al Cicpc, que había entregado a su hijo como garantía por el pago de una deuda de drogas que tenía con una banda delictiva de la zona.

Pero su plan se vio afectado, cuando el padre biológico del niño, Jiván Gómez, apareció el domingo 3 de Septiembre, para pasar el día con su hijo. Al llegar a la casa y notar la ausencia empezó a preguntarle a la madre del menor que había sucedido con él, situación que llevo a la mujer a mentir diciendo que se había desaparecido mientras cocinaba.

Esto alteró al padre, y comenzó a buscarlo por el barrio. Incluso alertó a los vecinos del supuesto hecho y conmocionó la zona.

Jiván Gómez, obligó a la mujer a colocar la denuncia en los entes correspondientes, que al ver tantas inconsistencias en las historias contadas por Mendoza, una comisión de Cicpc acudió a la casa de la pareja de la mujer para verificar y hacer una experticia general de la zona.

Durante ese lapso de tiempo los delincuentes, se comunicaron con la pareja de Mendoza y le dijeron que iban a matar al pequeño y dejarían el cadáver detrás de su casa “porque los habían delatado y la policía estaba en el barrio”.

Según la información publicada por El Universal, de inmediato se envió una comisión del Cicpc a la vivienda en Caricuao para verificar si efectivamente estaba el cuerpo del niño, y así fue. Lo encontraron a 40 metros de la casa, en una zona montañosa, dentro de una bolsa gigante de perrarina de color verde, al lado de un árbol. Nunca lo enterraron. El cadáver presentaba una herida abierta en el abdomen.

La pareja finalmente confesó todo, pero aún falta determinar la identidad de los autores materiales del crimen y capturarlos.




Categoría: Venezuela | Claves: Asesinato Caricuao sucesos