La Miss venezolana que pudo ir a la cárcel en EE UU

“Me querían dar 20 años de cárcel por algo injusto y que no había hecho”.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Vía Panorama.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Luego de dos años en un complicado juicio, la zuliana Carmen María Montiel, nombrada la mujer más bella del país en 1984, quedó absuelta el pasado 2 de octubre por una acusación de provocar “disturbios” que obligaron a regresar a tierras estadounidenses a un vuelo internacional de United Airlines que iba de Houston a Bogotá (Colombia).

Desde su hogar en Houston, la exmissvenezuela, de 50 años, contó a Panorama el duro proceso de demostrar su inocencia y terminar con una pesadilla que inició la madrugada del 6 de junio de 2013.

“Gracias a Dios ya puedo hablar de mi caso, todo inició cuando mi marido —el médico venezolano Alex Lechín— llamó numerosamente al ‘flight attendant’ (auxiliar de vuelo) luego de que yo le puse la cabeza en el hombro. Él me golpeó y me culpó de la situación”, relató la también exanimadora de televisión.

Y agregó: “Mi esposo llamó al auxiliar de vuelo, llamado Samuel Oliver, para decirle que yo estaba invadiendo su espacio. El asistente de vuelo elevó las situación a niveles de riesgo y decidió arrestarme sin que esto fuera autorizado por el capitán, la máxima autoridad”.

Montiel aseguró haber sido agredida por dos civiles en el momento de su detención, la cual describió como absurda e ilegal.

“No eran policías, no eran agentes del FBI, estas dos personas eran hombres muy grandes, de más de 300 libras, que como uno de ellos dijo durante el juicio, me ganaba en más de 250 libras. Yo soy alta pero muy delgada, peso 110 libras, y esos sujetos me arrancaron de mi silla, me torcieron el brazo y agarraron por el cuello”, subrayó.

El vuelo tuvo que regresar a Houston luego de que la situación se saliera de control y agentes del FBI fueran llamados para recibir el avión: La marabina quedó detenida.

De acuerdo con el diario zuliano, aunque Montiel recibió dos acuerdos para evitar el juicio, en los que tenía que declararse culpable, decidió llegar a la última instancia, ya que confiaba plenamente en su inocencia.

El juicio inició el pasado 27 de enero.

Crédito: Vía Panorama.

“Cuando te acusan en este país (EE UU), el que tiene que demostrar todo es el Gobierno. Los cinco testigos que llevaron —el auxiliar de vuelo, una policía que intervino tras el arresto, el capitán, uno de los civiles que la asaltó y otro pasajero— no pudieron entregar una historia sólida. Te dabas cuenta de que todo el mundo contaba algo diferente”, expuso.

“Me querían dar 20 años de cárcel por algo injusto y que no había hecho”, añadió.

La exreina explicó que toda la situación fue una treta de su esposo, de quien permitió años de violencia doméstica. Dijo también que recibió abusos físicos, emocionales, psicológicos y con medicamentos prescritos por Lechín, un médico neumonólogo.

“Él me trataba el asma con antidepresivos. Me trataba la gripe con otro antisicótico y más adelante yo encontré que él me estaba poniendo polvos en mis bebidas”, reconoció avergonzada por lo reseñado por los medios venezolanos, quienes “reprodujeron una información provista” por su marido.

“Cuando lees el artículo publicado por un periódico pequeño, te das cuenta que fue una entrevista que él (su esposo) dio y que me hizo quedar mal. Dijo que era una borracha. Lamento que los periodistas no se hayan dado a la tarea de investigar más profundamente los hechos”, destacó la periodista y exancla de noticias, quien, por ahora, se concentrará en escribir un libro.

“Pienso escribir mi historia para ayudar a muchas mujeres que como yo están en silencio, muertas de miedo y de vergüenza. Eso es lo que pienso hacer con mi vida”, dijo.

Montiel sesgó que Lechín está siendo investigado por el Texas Medical Board, y es posible que le sea revocada su licencia.