“Scouts” miran la Euro 2016 para descubrir futuras joyas

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Lille, Francia. AFP).- “Todos los supervisores están aquí, es como una gran Bolsa” de futbolistas, afirma Gregor Reiter, quien dirige la Asociación Alemana de Agentes de Jugadores (DFVV) y revela que durante la Eurocopa-2016 los reclutadores no se pierden detalle alguno en busca de descubrir las futuras joyas sueltas.

La transferencia de una joven promesa se oficializó el domingo pasado durante la competición. El atacante suizo Breel Embolo, de 19 años, firmó un contrato de cinco años con el Schalke 04, quien según los medios alemanes le costó a su nuevo club unos 25 millones de euros.

En los cuatro partidos de Suiza, Embolo ingresó al final de los encuentros, para aportar su velocidad y sus asistencias por los costados. Si bien no fue decisivo y no pudo evitar la eliminación de la ‘Nati’ en octavos de final ante Polonia (5-4 por penales tras 1-1), por lo menos pudo mostrarse en una vitrina internacional.

“Era pretendido por varios clubes”, asegura el director deportivo del Schalke, Christian Heidel.

En la Eurocopa, los “scouts”, esos profesionales enviados por los clubes para observar bajo presión a los jugadores, vigilan desde la tribuna y multiplican las reuniones y almuerzos al margen del torneo para empezar las conversaciones cuando detectan una posibilidad viable.

“Estamos aquí porque sabemos que todos los otros también están aquí. Es un gran evento en un solo lugar. Hay muchos intercambios (de información) por internet o por teléfono, pero nada reemplaza el contacto directo”, explica Gregor Reiter.

BAILE DE RUMORES

En el terreno, “hay muchas discusiones, muchas veces son intercambios informales, sin compromisos, pero pueden servir para acelerar una transferencia”, subraya el profesional alemán.

Y las especulaciones también agitan las grandes transferencias por llegar. ¿Una de las grandes estrellas de la selección francesa, Paul Pogba, dejará la Juventus de Turín para unirse a un gigante español? ¿Romelu Lukaku, el número nueve de los Diablos Rojos y del Everton, está en el punto de mira del Arsenal o del Milan?

Pero más allá de los grandes nombres, el torneo europeo también sirve para captar los talentos de los equipos sorpresa, como Islandia o Hungría, cuyos jugadores no han estado en el primer plano.

“Podemos encontrarnos con alguna futura estrella que no teníamos en nuestras listas”, reconoce Reiter, aunque eso termina siendo una apuesta para los equipos que los eligen contratarlos.

En este tipo de competiciones, los futbolistas de selecciones menores juegan a veces “por arriba de su nivel”.

Son los clubes los que tienen que decir, me arriesgo y lo contrato“, explica Reiter, precisando que no tendrán la garantía de verles reproducir en el futuro esas actuaciones, en el día a día con sus nuevos clubes en una liga de 38 jornadas.