La vida en la cárcel de la joven argentina que mató a tiros a su novio

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Una joven identificada como Nahir Galarza ,de 19 años de edad, está detenida por el crimen de su novio Fernando Pastorizzo (20), y el martes le fue rechazada a sus defensores la condición de casa por cárcel.

En medio de la situación, la joven está en la Comisaría del Menor y la Familia de Gualeguaychú, esto hasta el 4 de marzo, cuando se corrieron rumores de algunas exigencias que ella pedía, pues la adolescente quería pasársela lo mejor posible, publicó El Clarín.

En el lugar, según fuentes cercanas, se supo que Nahir no desea comer de lo que sirven en la comisaría y sólo acepta la comida de su progenitora.

“Se le permitió que la familia le lleve la comida. Yo no tuve inconvenientes, sólo aclaré que llevarle la comida no sea una excusa para un visita”, expuso el juez de Garantías, Guillermo Biré.

Además Biré explicó que “la comida se entrega delante de la comisaría, la reciben la autoridades del recinto, para luego ser llevada a su celda”.

De hecho, los días que le son concedidos para visita de familiares o allegados, son los miércoles y sábados, con un período de dos horas, relató el jurista.

Aparte de ello, Nahir ya demanda un ventilador, debido a las altas temperaturas. Poco después, se rumoreó que también había exigido un aire acondicionado.

“Cuando yo la visité a ella, en su celda, nada de eso era posible, ni ventilador ni aire acondicionado”, dijo uno de los encargados de la comisaría.

Sumado a ello, los parientes le dieron un colchón, pero no se le permitió que se lo quedara. Todo ello, porque según ella, no puede dormir porque colchón que es “muy finito” y base de la cama está compuesta de cemento.

Mientras, allegados a la joven dice que se mantiene haciendo ejercicio dentro de su celda ya que está acostumbrada a llevar una vida activa. “Lo único que hace es leer mucho. Estudia, prepara sus materias, y está leyendo libros sobre cuestiones místicas, metafísica, numerología y temas que tienen que ver con predestinación y karma”, señalaron.

Crédito: Diario El Clarín

Crédito: Diario El Clarín

Crédito: Diario El Clarín