Ella busca justicia y ganar un caso de “venganza porno”

- Chrissy Chambers busca que la ley reprenda a su exnovio a quien acusa de publicar videos íntimos de la pareja antes de su ruptura.

- La demanda representa un desafío legal complejo ante los tribunales de Reino Unido.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). Una mujer estadounidense hace historia legal en el Reino Unido como la primera persona en buscar tanto una acción civil por daños y perjuicios, como la persecución penal de su expareja, a quien acusa de publicar pornografía en internet como venganza hacia ella.

Documental de The Guardian sobre el caso de Chrissy Chambers. Crédito: The Guardian.

En una entrevista exclusiva para The Guardian, en su búsqueda de justicia, Chrissy Chambers, de 24 años, relató que su exnovio hizo una grabación de uno de sus encuentros sexuales sin su conocimiento, y posteriormente publicó las imágenes en un sitio porno amateur en la web.

Según alega Chambers, el hombre, a quien The Guardian optó por no nombrar, es británico y publicó el material de archivo mientras estaba en Inglaterra, lo que la llevó a buscar un recurso legal en el Reino Unido.

Chambers tenía 18 años cuando sugirió a su entonces novio tomarse un descanso de la relación. “El día que le sugerí que nos tomáramos un descanso, él sugirió tener una noche de copas”, contó.

Chambers relata que esa noche quedó completamente ebria mientras que su exnovio se mantuvo mucho más sobrio, por lo que alega no tener memoria de él teniendo sexo con ella esa noche. “También procedió a grabar el video y no me dijo”, añadió.

Los videos fueron subidos más de un año después de su ruptura. Continuaron circulando en línea mientras que Chambers, sin conciencia de su existencia, comenzó una relación con su actual pareja, Bria Kam, con quien ha forjado una carrera exitosa en YouTube, como unas de las proveedoras de contenidos más populares del sitio.

Su canal, BriaAndChrissy, cuenta con cerca de medio millón de suscriptores y sus videos han tenido más de 70 millones de reproducciones. Fue a través de comentarios de los seguidores que Chambers tuvo conocimiento de la existencia de los videos, presuntamente realizados por su expareja.

“Hemos tratado de inspirar a niñas de 14 años de edad que ahora nos escriben:

Yo tenía mucho respeto por ti y ahora eres una estrella del porno. Eres una … ¿Cómo iba a respetarte?, lamenta.

Además de causarle angustia, Chambers dice que los vídeos han dado lugar a pérdidas significativas de suscriptores, y en consecuencia miles de dólares perdidos en ingresos; han estado en línea por dos años con decenas de miles de vistas, y han sido compartidos en 35 sitios de pornografía.

LO QUE DICE LA DEFENSA

Ann Olivarius, el abogado que representa a Chambers, dijo a The Guardian que se debe “ser capaz de ir tras los daños monetarios en un contexto civil para tratar de detener el problema. El dinero es la forma en que logramos la justicia”.

Anteriormente, Olivarius ha hecho historia legal peleando por los derechos de las mujeres, como parte del equipo que acuñó el término “violación”, por lo que es consciente de los retos que enfrenta Chambers en su lucha por perseguir acciones legales.

En abril, la llamada Ley de la Venganza Porno se introdujo en Inglaterra y Gales. Según esta, representa una ofensa distribuir una imagen sexual privada de una persona sin su consentimiento y con la intención de causar angustia. Sin embargo, la nueva ley no se puede aplicar en el caso de Chambers, porque los videos en cuestión fueron publicadas hace varios años. Cualquier proceso criminal en su caso se vería obligado a depender de una serie de leyes antiguas, incluyendo la de Comunicaciones Maliciosas, y los requisitos legales de esas leyes difícilmente encajan con el acto de subir pornografía por venganza.

Por otra parte, las demandas civiles por daños y perjuicios son difíciles de llevar. Las víctimas de pornografía por venganza no pueden demandar por difamación, ya que aunque las imágenes y videos publicados de ellos podrían ser perjudiciales, representan acontecimientos que realmente ocurrieron y por lo tanto, no califican como “declaraciones falsas”.

“Vamos a llevar este caso tan lejos como la ley lo permita”, dijo Olivarius. “Sabemos lo que hay que hacer, sabemos que esto está mal, sabemos que la sociedad no debe tolerar esto. No es un comportamiento aceptable, pero siguen saliéndose con la suya”, aseveró.

Chambers hizo una declaración oficial a la Policía Metropolitana en abril con la esperanza de que los procesos penales pudieran ser llevados en contra de su expareja. Por ahora, está esperando saber si los cargos proceden. Sabe que si tiene éxito, el suyo será un caso histórico, pero está consciente de la dificultad que eso representa.

“No me puedo imaginar lo difícil que debe ser para alguien pasar por lo mismo que yo y no tener todo este equipo detrás de ellos”, dijo. “Lo que tienen ahora no es suficiente, es que no es suficiente, y eso está arruinar la vida de las personas”, concluyó.

Categoría: Mundo | Claves: Chrissy Chambers UK