China ejecutará por primera vez a un colombiano por narcotráfico

A pesar de los pedidos de clemencia presentados por Colombia, la embajada de China en Bogotá confirmó que ya no se puede cambiar la decisión de ejecutar a Arciniegas, de 74 años, porque "se han terminado los procedimientos internos".

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bogotá, Colombia. AFP) – Las autoridades de China se preparaban este lunes para ejecutar a Ismael Enrique Arciniegas, quien se convertirá en el primer colombiano en ser sometido a la pena de muerte en el país asiático por cargos de narcotráfico.

A pesar de los pedidos de clemencia presentados por Colombia, la embajada de China en Bogotá confirmó que ya no se puede cambiar la decisión de ejecutar a Arciniegas, de 74 años, porque “se han terminado los procedimientos internos”.

“Lamentablemente no podemos cambiar nada, porque se han terminado los procedimientos internos y (…) los organismos judiciales ejercen sus funciones de manera independiente“, dijo a periodistas Liu Tao, director de la sección política de la embajada de China en Colombia.

Horas antes, la cancillería colombiana había rechazado en un comunicado la decisión de las autoridades chinas de imponer “en las próximas horas” la pena de muerte a Arciniegas, aunque reconoció el “derecho soberano” del país asiático de establecer y aplicar sus leyes.

Actualmente preso en Guangzhou, Arciniegas fue detenido a mediados de 2010 y condenado a muerte tras reconocer que llevaba casi cuatro kilos de droga a cambio de 5.000 dólares.

DOS HERMANOS CAPTURADOS

Arciniegas, quien según las autoridades diplomáticas se convertirá en el primer colombiano en ser ejecutado en China de fallar los últimos intentos por salvarle, no fue el único de su familia en caer por tráfico de drogas.

Su hermano Luis Germán Arciniegas también fue detenido en China en 2011 por narcotráfico y condenado a 12 años de prisión, pero sufrió un derrame cerebral en 2012 y murió en 2013 mientras cumplía su sentencia, según fuentes cercanas al caso.

Mientras esperaba este lunes la última llamada de su padre desde China, Juan José, el hijo de 35 años del condenado, dijo a periodistas en la ciudad de Cali, donde reside, que el narcotráfico “destruyó completamente” a su familia.

“Nunca pudimos disfrutar del dinero fácil que supuestamente da el narcotráfico”, dijo, llamando a los colombianos a que “no intenten viajar a China llevando drogas, ni a ningún país”.

Sobre su padre, a quien lleva tatuado en el pecho, dijo que quiere intentar que no se “malinterprete” su imagen, porque fue un periodista y “no un delincuente”.

“En el año 80 empezó a escribir un libro sobre el flagelo del narcotráfico (…) y se involucró con cierto tipo de personas” que lo llevaron a tomar “una decisión equivocada”, contó.

“YA SE DESPIDIÓ”

Sobre las 21H30 locales (02H30 GMT), la cancillería informó en Twitter que Arciniegas “ya se despidió de sus familiares” y estaba acompañado de la “cónsul de Colombia en Guangzhou”.

En tanto, Tao había asegurado más temprano a periodistas que “en China la ejecución es cada vez más humana, incluyendo la inyección por medicinas” y explicado que allí cuando una persona es encontrada traficando desde 50 gramos de droga basta “para condenarla a pena de 15 años, cadena perpetua o la muerte”.

En China hay actualmente cinco colombianos condenados a muerte por tráfico de estupefacientes, 10 a pena de muerte con suspensión por dos años, y 15 a cadena perpetua, según la cancillería.

Colombia es el principal cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, con 96.000 hectáreas de sembradíos, y también el mayor productor de esa droga con 646 toneladas en 2015, según la ONU.




Categoría: América Latina Mundo | Claves: China Colombia