Europa encontró su voz en Suecia

Son 27 participante los participantes que lucharon para ganar en esta edición.

Mans Zelmerlow de Suecia llega a la final de Eurovisión el 23 de mayo de 2015, de Viena. Crédito: Dieter Nagl/AFP Photo
Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Agencias) El sueco Mans Zelmerlöw y su canción “Heroes” se impusieron hoy en Viena en el 60 Festival de Eurovisión, confirmado así todos los pronósticos que le daban como ganador.

Su himno pop y bailable se impuso con claridad al segundo país más votado, Rusia, ganando el sexto festival para el país escandinavo.

OTRO SUECO FAVORITO

Sueco y favorito son prácticamente sinónimos en Eurovisión, tras las cinco victorias logradas por Suecia, incluida la de ABBA en 1974.

Mans Zelmerlow, candidato en 2015, no es la excepción y es el preferido, según las apuestas. ¿Su secreto para permanecer concentrado? “Compruebo mi bragueta como 50 veces”.

UNA POLACA PARALÍTICA

Cantante Monika Kuszynska representando Polonia interpreta la canción “In The Name Of Love” durante la final de la 60ª anual Festival de Eurovisión en Viena , Austria. Crédito Leonhard Foeger/Reuters

Monika Kuszynska, de 35 años, ya era famosa en su país cuando en 2006 sufrió un accidente de coche que la dejó postrada en una silla de ruedas.

“Considero mi actuación como un testimonio, para decir que no podemos hundirnos, que debemos vivir plenamente incluso cuando la vida nos somete a una dura prueba. Desde mi accidente, cantar se ha convertido en mi misión”, ha dicho.

UN ‘IDOL’ AUSTRALIANO

Hace mucho que Eurovisión superó los límites geográficos de Europa, pero el verdadero salto lo ha dado este año con la participación de Australia.

El candidato Guy Sebastian, rompecorazones asumido, fue ganador de otro concurso musical, “Australian Idol”.

ARMENIOS POLÍTICOS

La banda Genealogía representando Armenia interpreta la canción “Face The Shadow ” durante la final de la 60ª anual Festival de Eurovisión en Viena , Austria 23 de mayo de 2015. Crédito: Leonhard Foeger/ REUTERS.

La política y la geopolítica jamás quedan lejos de Eurovisión. Este año, Armenia niega sin demasiada convicción que su canción se refiera a las masacres masivas de armenios en 1915, que Turquía se niega a reconocer como un genocidio.

El título de la canción del grupo Genealogy cambió de “Don’t deny” (“No lo niegues”) a “Face the shadow” (“Enfrentarse a la sombra”).

UNA “BUENA CHICA” RUSA

Cantante Polina Gagarina representando Rusia interpreta la canción ” Un millón de voces” durante la final de la 60ª anual Festival de Eurovisión en Viena. Leonhard Foeger/Reuters.

Siguiendo con la geopolítica, en la pasada edición del concurso, celebrado al principio de la crisis ucraniana, la canción rusa fue abucheada. Este año, Polina Gagarina espera desarmar críticas con su canción “A million voices” (“Un millón de voces”).

“Soy cantante, actriz, madre, y sin duda, una buena chica”, afirmó Gagarina, señalando que el “millón de voces” hablan “el mismo idioma, el idioma del amor”.

BRITÁNICOS QUE SE LO CREEN

Un poco como en el fútbol, los británicos, inventores de la música pop, no han ganado en Eurovisión desde hace mucho tiempo, en concreto 18 años.

El dúo Electro Velvet espera acabar con esa sequía con el tema “Still in love with you” (“Aún enamorado de ti”), un tema electro-swing sumamente pegadizo.

ITALIANOS DE DULCE MELODÍA

Italia no ha ganado en Eurovisión en los últimos 25 años, aunque es cierto que dejó de participar en el concurso entre 1997 y 2011, por la falta de interés de la cadena pública RAI y de los propios italianos.

Este año, el país apuesta por un trío de pop lírico, Il Volo, que ha colaborado entre otros con Barbra Streisand.

Categoría: Mundo | Claves: Austria Concurso Eurovisión 2015 Viena